Lobizón

Esta noche es la primera de las noches con luna llena. Y es el momento ideal para hacer este homenaje al blog en el que más invierto mi tiempo, y agradecerle a su propietaria todo el tiempo perdido en el mio y por publicar el post que dio origen a este relato. Espero le guste :)

En el pueblo lo llamaban Lobizón. Era el menor de siete hermanos varones, y las leyendas aseguraban que en las noches de luna llena se convertiría en un hombre lobo. Pero había nacido con un defecto congénito: ningún pelo crecía sobre su cuerpo. Ni en la cabeza, ni en la cara, ni en ningún otro lado. Desde que le descubrieron esa extraña enfermedad (llamada alopecia areata universal por los médicos que lo diagnosticaron), era objeto de burlas por los demás habitantes del pueblo. “Che, ¿se te cayó el pelo, Lobizón?“, “¿Dónde dejaste el disfraz, Lobizón?“, y más bromas por el estilo le decían cada vez que lo veían.

Para colmo de males, la tradición marcaba que el presidente de la nación apadrinara a todos los séptimos hijos varones, y como el presidente de turno aceptó viajar al pueblo para la celebración del bautismo (estaba empezando la campaña para la reelección), lo nombraron Carlos S. como a él. Cada vez que veía la foto de su padrino con él en brazos pensaba que el ex presidente se parecía más a un Lobizón que él mismo.

Pasaron los años y el pueblo creció y se convirtió en una pequeña ciudad. Y junto al pueblo creció también el odio que Carlos sentía por sus habitantes. No salía nunca de su casa, sólo iba a la escuela porque lo obligaban y no tenía ningún amigo. Sólo con sus hermanos mayores jugaba, pero incluso a ellos se les escapaba de vez en cuando un Lobizón que lo hacía ponerse rojo de furia. Dos de ellos eran asiduos clientes del ciber del pueblo. Siempre le contaban que en internet se encontraba todo lo que uno quisiera. Incluso llegaron a decirle: “Mirá, si no está en Google, no es que no está en internet, sino que no existe.

Después de pensarlo por mucho tiempo, se decidió. La pidió a su papá $2 para ir a internet. A su padre le sorprendió este pedido, pero como el pequeño Carlos nunca le pedía nada y se alegraba de que al fin quisiera salir, accedió a darle el dinero. Sacó un billete de $5, lo puso en las manos de su hijo y se las apreto con sus dos manazas de hombre de campo.

-Tomá- le dijo. -Gastátelo todo. Pero no le digás a tus hermanos, que van a empezar a manguearme ellos también.

Carlos agradeció a su papá y salió corriendo para el ciber. Cuando llegó pidió una compu, pero al sentarse frente al monitor no supo que hacer. Tardó 15 minutos en decidirse llamar a la chica que atendía.

-¿Cómo hago para buscar algo en internet?

-Mirá. Tenés que hacer doble clik en ese iconito de ahí, ese en forma de “e” celeste. ¿Lo ves?- Carlos asintió. -Bueno, esperás un ratito y se carga la página de Google. En este espacio de acá, ¿lo ves?- volvió a asentir. -Bueno, ahí ponés lo que querés buscar y después apretás “Enter”, que es esta tecla de acá. ¿Entendiste? Bueno, cualquier cosa me llamás, Lobizón.

Carlos hizo caso omiso a estas palabras y sin dudar tipeó: como convertirse en lobizon.

Durante casi una hora pasó de un link a otro pero en ninguno decía nada que no supiera. Que tenía que ser séptimo hijo varón (una gran mentira, como el podía atestiguar), que debía ser mordido por otro lobizón (como si hubiera tantos dando vuelta), que debía pactar con el Diablo en una Salamanca (había una a 14 Km. del pueblo, pero las pruebas eran muchas y complicadas, y no se aseguraba el éxito). Estaba por darse por vencido y gastar el resto del dinero en golosinas cuando se le ocurrió probar otra cosa. Donde había escrito “como convertirse en lobizon“, borró la palabra “lobizon” y escribió en su lugar “hombre lobo“. Y ahí sí, lo vio claro y conciso, un título decía: Receta rusa para convertirse en hombre lobo.

Abrió la página y leyó el artículo completo. Estaba extraído de un antiguo libro de recetas ruso, y si era antiguo y ruso, debía ser cierto. Pidió lápiz y papel y copió todos los ingredientes y el hechizo. Cerró la página, lo dio los $5 a la operadora y se fue corriendo sin esperar su vuelto.

Ese mismo día se puso en campaña para conseguir lo que necesitaba para la ceremonia. No sería fácil, pero como tenía que esperar hasta la siguiente luna llena, y recién estaba saliendo de luna nueva, tenía tiempo para conseguirlos. Durante ese tiempo aprovechó también para aprender bien el ritual y llegado el día se lo sabía a la perfección.

Esa noche, al dar el reloj las 23:30, salió a hurtadillas de su casa. Ya tenía elejido el lugar donde llevaría a cabo la ceremonia, y unos días antes había llevado hasta allí el cuchillo de cobre que le robó a su abuela. Cuando llegó, esperó a que sea el momento adecuado, repasó una vez más el hechizo, y comenzó con el ritual.

Despertó completamente desnudo a orillas del rio, cerca de su casa. Tenía la cara y las manos llenas de sangre fresca. La receta había dado resultado. Esa noche se había alimentado con ovejas… la siguiente lo haría con humanos.

Anuncios
Published in: on 2 marzo 2007 at 16:49  Comments (9)  

The URI to TrackBack this entry is: https://lacasadelpoio.wordpress.com/2007/03/02/lobizon/trackback/

RSS feed for comments on this post.

9 comentariosDeja un comentario

  1. Que gran honor. Casi no tengo palabras.
    Es un relato muy bueno, me gusta mucho. Ese Lobizón, Carlos, dispuesto a coger ese destino al que lo condenan y hacerlo suyo. He podido verlo, silencioso, reservado, con mirada furibunda, subestimado por todos, temible.
    Te agradezco mucho que me lo hayas dedicado.

  2. ¡Hola Poio!

    Hay que ver… las cosas que debe uno hacer para encajar en las familias, ya seas lobizón, hombre lobo, humano…

    Un besico

  3. Anoche me encontre con Lobizón. estaba llorando en la plaza del pueblo. cuando le pregunte que le estaba pasando me respondió: “no ves la luna, poio. me re cagó esta noche.”
    cuando mire hacia el cielo me encontré con que estaba ocurriendo un eclipse total de luna. muy extraño en estas latitudes, pero se ve que todo es posible.
    me alejé silbando bajito, dejando a Lobizón solo con su pena.

    me alegra que te haya gustado el relato, fanou.

  4. Es que me encanta el chocolate, soy una glotona :$

    Un besazo

  5. Hola mira eso es cierto , yo creo en hombres lobo.. un dia soñe que alguien me mordia y yo lloraba y me cai al piso ,, y que me levantaba y me sentia raro y me convertia en un hombre lobo despues un vampiro me venia a perseguir y me queria arrancar las costillas y yo lo mordia y lo rasguñaba y me levante con rasguñadas en las costillas y me salieron 3 gotitas de sangre de la nariz =S no le digan a nadie qe me paso eso van a creer que estoy re loquito pero es verdad ,, si quieren agregueme a mi msn (suprimido por mí) a necesito tambien para saver como convertirme en hombre lobo y como volver a ser humano de buelta … Desde ya , Muchas Gracias

  6. Hola, Nicolás. Para empezar, gracias por tus visitas.

    El sueño que nos contás no tiene nada de raro, o al menos no lo tiene para mí, deberías ver menos televisión y vas a ver como se soluciona todo, sobre todo eso de querer convertirse en hombre lobo. Por si no lo sabías, enterate: los hombres lobo no existen. No son más que el producto de la imaginación de gente que estuvo mas desquisiada que yo. Y por la misma razón borré tu msn; no quiero que se me llene el blog de locos queriendo convertirse en hombre lobo, vampiro o cosas así. Ya le pasó a una blogger amiga y no quiero pasar por eso.

    Por último, si vas a comentar tratá de que sea acerca del post en cuestión y no dejar por dejar links a páginas para “ganar dinero”. Esos cometarios los voy a borrar automáticamente.

    Si te atenés a estas condiciones, volvé cuando quieras.

    sevemos

  7. Me encanto este Poito, lo que si hombre lobo o no, ¿$3? me los llevo.

    Jja.

    Sigo subiendo…

  8. eato o,hbsbgekromina villlaavaw romina villñalafa ahdromina villlava

  9. hola me podrian ayudar yo no tengo 7 hemanos pero a mi abuelo lo mordio un lobison enla entre pierna, osea cuando caminaba le paso por debajo de sus piernas y ahi lo mordio, bueno lo q me pasa es q un dia al mes me transfomo en lobo bueno mas bien como un moustro como no se si mescla de chancho oveja y perro pero algo asi me conto mi hermana cuando me vio. pero no me transfomo siempre solo en siertas situasiones, tengo q estar a unos metros de una crus a unas cuadras de la iglesia, solo, el sielo tiene q
    https://lacasadelpoio.wordpress.com/2007/03/02/lobizon/


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: