Juguetes

Hoy estaba jugando con mis sobrinos, y como siempre, después de 15 minutos quería matarlos. Como ya les encontré la vuelta, me puse a hacerles un juguetito casero, como con los que jugaba yo de niño. Les hice un “soldado con paracaídas”; el soldado era un broche para la ropa armado al revés al que le pinté la cara y las botas con lapicera y el paracaídas una bolsa de nylon del mercado del pueblo atado con hilo de colores. ¿Más o menos entienden a qué juguete me refiero? Bueno, el asunto es que se fueron recontentos con la gilada esa y se me ocurrió preguntarles:

En esta época de tanta Play Station y juguetes a pilas y cosas así: ¿qué juguete se acuerdan que usaban cuando eran chicos y que los chicos de hoy verían como prehistóricos?

 A ver quien se anima a confesar su verdadera.

Anuncios
Published in: on 4 marzo 2007 at 20:18  Comments (10)  

The URI to TrackBack this entry is: https://lacasadelpoio.wordpress.com/2007/03/04/juguetes/trackback/

RSS feed for comments on this post.

10 comentariosDeja un comentario

  1. Buff! Yo me crié en un pueblo de montaña, a lo Heidi. Con mi abuela. No me gustaba la TV y nos pasábamos la vida en las montañas “haciendo casetas” trepando a los pinos, investigando las cuevas, bici-bici y más bici, bañándonos en el río y saltando a la comba.

    Sí, soy prehistórica.

    Y me encanta :)

    Un besico, Poio

  2. Uno de los juguetes que más me alucinaba era un coche de mi primo. Es un monoplaza pequeñito, como para niños de hasta 12 o 13 años, es todo hierros, tiene sillín rojo y va a pedales. No es tan pequeño, hortera y ruidoso como los coches de plástico con motor a pilas que ahora regalan a los niños. Cada vez que iba al pueblo de mis padres me pasaba el verano pedaleando arriba y abajo (pueblo de montaña). El coche lo conoce todo el pueblo, es como una celebridad. Me alucinaba. Luego lo usó mi hermano. Ahora lo usa mi sobrino (el hijo de mi primo).
    En orden más modesto y cotidiano me encantaba jugar a los mochos y también a tiro con arco: todos esos juguetes nos los hacían los mayores sobre la marcha. También me encantaban los juguetes que me hacía mi abuelo con juncos: norias para el agua, molinillos y cosas así.

  3. Recuerdo con mucho cariño una pareja de muñecos hechos con madejitas de lana vieja que me hizo mi abuela. Eran de estructura tan simple como ir colocando y atando unos hilitos estratégicamente en cada madeja para enlazarla, formando así la cabecita, los brazos, las manos, piernas y los pies (a la muñeca, por descontado, se le dejaba una melena y no tenía piernas, para simular una falda; y al muñeco nada, calvo :p)… después les pintaba con un rotulador los ojitos y la boca y una servidora tenía unos juguetitos maravillosos.

    Besos

  4. la vieja y querida chupeta!
    Rulero, globo, hilo de barrilete y bulucas de paraiso.
    Y a hacer concursos de punteria contra un arbol o el deshauciado de la cuadra

    Si si

  5. las casita en el árbol, el carting a pedales, los muñecos de la abuela y la chupeta!!! que buenos juegos y juguetes.

    yo recuerdo los juguetes de madera que me hacía mi abuelo, como mi primer juego de ajedrez, el balero y el trompo con punta de metal para romper más fácil los otros.

    definitivamente, los viejos sabemos divertirnos más que los chicos. vamos a jugar a las escondidas??? yo cuento.

  6. Me apuesto lo que sea a que no me encuentras ;-)

    Tu entrada me hizo continuar pensando en cuando era niña y ésta mañana recordé otro juego en el que me pasaba horas y horas con mis primos cuando iba en verano al pueblo: Las Tabas (un juego al parecer milenario, porque mi abuela y antepasados suyos ya lo jugaban).

    Era como si jugaras a los dados pero con huesitos de cordero. Apenas recuerdo de qué iba el juego, sólo sé que los lanzabas al aire y tenías que ir recogiendo tabas antes de que cayeran todas, o algo así… uhmmm qué recuerdos, voy a tener que preguntarle a mi madre :p

  7. Árboles. Jugábamos mucho en los árboles. Y el cinexin, dios lo bendiga, aunque recuerdo que era un lujo.

    (He puesto una cosilla para ti en mi blog que se titula “Venganza”. Saludos).

  8. Chiches……chiches y más chiches………..ya casi prehistóricos ……son los que guardan en el galpón en el campo de mi abuelo……..!
    Con todos ésos chiches jugamos TODA la flia…….y hasta los hijos de algunos peones también….son prehistóricos pero siguen formando parte de la historia de nuevas generaciones.
    Tengo unos cuantos años encima pero que hermoso recordar ésas épocas de niñez.Fui Feliz.!

  9. Niña de pueblo. Machona (me decían)criada entre varones. Lo mejor eran los árboles, trepar árboles frondosos y encontrar allí los escondites.
    Mi abuelo era herrero y me había hecho un carting a pedal que era mi medio de transporte jajaja. Estaba buenísimo.
    Mi papá me hacía bariletes con flecos larguísimos y multicolores.

  10. Yo también tuve un cartong de esos… la verdad es que no se que fue de él. Y los barriletes, esos me los hacia yo, teniamos un cañaveral a media cuadra de casa, asi que materia prima abundaba.

    sevemos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: