Los tres cerditos

3cerditos.jpg

Inauguro una nueva sala en mi casa, los “Clásicos Infantiles”. Se tratan de las historias que nos contaban nuestros papis cuando eramos chicos y que después vino Disney e hizo lo que hizo con ellos. Obviamente, están contados a mí manera. Espero que les gusten. 

Había una vez tres hermanos que heredaron una fortuna en efectivo al morir su padre. El dinero fue dividido en partes iguales, y cada hermano hizo con él lo que quiso.

El más chico de los tres había nacido rodeado de lujos y vivió toda su vida sin pasar necesidades. Por ser el menor recibió también toda la atención de sus padres y siempre obtuvo de ellos todo lo que quiso. Por la misma razón, no trabajó nunca en su vida.

Como todo joven acostumbrado a la buena vida, cuando se vio con tannto dinero sólo para él, se dedicó a gastarlo en fiestas y salidas con sus amigos. Comida, bebida, mujeres, drogas; todo salía de su bolsillo. En una de estas fiestas conoció a alguien que le ofreció un negocio nada legal, pero que lo haría ganar millones en poco tiempo. Sin pensarlo mucho invirtió en ello, y tuvo réditos económicos de inmediato, pero finalmente la policía lo atrapó y cayó preso. A partir de ahí empezó a gastar el dinero en abogados, fianzas y coimas, y cuando salió de la cárcel libre de cargos, dos años después, estaba sin un peso y en la calle. No le quedó otra más que ir a padirle asilo a su hermano mayor.

El hermano del medio también nació en épocas de vacas gordas y era tan vago como el Benjamín de la familia, pero a diferencia de éste era mucho más agarrado con el dinero. Al momento de morir su padre estaba casado y tenía un hijo, y con el dinero que heredó se construyó una modesta casita en un barrio de clase media y compró un auto económico para movilizarse. Como la plata que le quedó seguía siendo una pequeña fortuna, la depositó toda en un banco privado y vivía humildemente con su familia de los intereses. Sólo en las fiestas de fin de año y en las vacaciones, año de por medio, retiraba una suma mayor de dinero, pero nunca demasiado para que el “sueldo” que le pagaba todos los meses el banco no disminuyera mucho tampoco.

A pesar que se molestó con su hermanito por la vida que había llevado, lo amaba y lo invitó a vivir con él y su familia. Los problemas con su esposa empezaron a los tres meses debido a que no aprobaba que mantuviera al vago de su hermano. Estas peleas terminaron un año más tarde con el divorcio de la pareja. En la separación de bienes tuvo que dejarle la casa y el auto a su mujer y a sus hijos, ya que además del mayor, de 5 años, tenía una guagua de un año y medio. Los dos hermanos se fueron a vivir juntos a un pequeño departamento de dos ambientes. Puesto que la cuota familiar le llevaba todo lo que le pagaba el banco en intereses, se vio obligado a invertir en pequeños negocios para poder vivir sin que mermara su fortuna y sin tener que trabajar. Pero tanto él como su hermano menor eran ínutiles para trabajar y para los negocios, y ninguno de éstos prosperó. Este ir y venir de fracasos comerciales terminó a finales del año 2.000 cuando el corralito atrapó todos los fondos que le quedaban depositados, y como había depositado el dinero en dólares y no quiso aceptar la pesificación a $1,40, canjeó por BODEM 2.017.  Pero ni esta situación logró que ni él ni su hermano trabajaran y siempre renunciaban a sus trabajos argumentando mil y una razones falsas. Para poder seguir viviendo empezó a vender los bonos en la bolsa de valores o a particulares, pero siempre a mucho menos que su valor nominal, hasta que, un año después, los dos estaban nada más que con lo puesto golpeando a la puerta del mayor de los hermanos.

Éste, al igual que como hizo su otro hermano con el menor de los tres, les abrió la puerta de su casa sin titubear. Amaba a sus hermanos y los ayudaría siempre que lo necesitaran.

El mayor de los hermanos no se parecía en nada a los otros dos. Había estado junto a su padre en las buenas y en las malas, y heredó de éste las ganas de trabajar y el espíritu ahorrativo. Aprovechando los veinte años de experiencia que tenía en la empresa en laque trabajaba, invirtió el dinero de su padre en su propia empresa dentro del mismo rubro, y gracias a las amistades y contactos que hizo en los años anteriores, rápidamente se posicionó entre las primeras del mercado. En sólo cinco años pasó de ser una PyME familiar a convertirse en la empresa más importante en su rubro dentro de la provincia, y ya estaba haciendo sus primeros pasos a nivel nacional. Aunque los vaivenes económicos del país había hecho peligrar algunas veces su empresa, siempre logró salir a flote gracias a su propia capacidad y sacrificio y al apoyo que le daban su mujer e hijos, no sólo afectivo, sino también en el manejo de la empresa.

Para desgracia de los dos hermanos menores, el mayor no pensaba mantenerlos, y una semana después de que llegaran a su casa los hizo presentarse en su oficina de la empresa.  Inmediátamente los puso a los dos a trabajar en distintas secciones, pero entonces empezaron a lloverle quejas, no sólo de sus hermanos, sino también de sus superiores y compañeros de sección; los primeros porque no querían trabajar, los segundos porque los consideraban más una molestia que una ayuda.

Los dolores de cabeza que le causaban sus hermanos acabaron gracias a una brillante idea que tuvo. Puso al segundo de sus hermanos a controlar los números y las finanzas de la empresa. Para sorpresa suya, dos semanas después le presentó un informe detalladísimo acusando faltantes de material, gastos innecesarios y una mala distribución del personal. Gracias a este informe descubrió a un grupo de empleados que le robaban materiales, se empezó a invertir mejor el dinero obteniendo mejores beneficios y se reordenó el personal aumentando el rendimiento de la empresa.

A su hermano menor lo envió como R.R.P.P. de la empresa para tratar con inversores extranjeros. Gracias a su habilidad para tratar personas y su gran carisma, logró convencerlos para que invirtieran en la apertura de tres nuevas sucursales en distintos puntos del país.

Y así, al menos mientras dure la estabilidad económica del país, los tres hermanos trabajaron juntos, hombro con hombro, estando seguros de lo orgulloso que se sentiría su padre de ellos.

Próxima entrega: “El Principito”

Published in: on 23 marzo 2007 at 15:40  Comments (13)  

The URI to TrackBack this entry is: https://lacasadelpoio.wordpress.com/2007/03/23/los-tres-cerditos/trackback/

RSS feed for comments on this post.

13 comentarios

  1. Trabajo en familia… Real y Utópico a la vez…

  2. Esta versión del cuento sí que me gusta!

  3. Mattu: no puedo creer que mi hermano haya leido TODO un cuento mio. La verdad que no puedo creer que haya leido siquiera 10 lineas seguidas :P

    Fanou: Me alegra que te haya gustado, y que te hayas hecho un timpo para leerte todo esto, que se que estas falto de él.

  4. Lo que pasa es que era cortito y me enganchó. Así que andá pensando en registrarlo, porque ya mismo estoy pensando en hacer billetes con las enseñanzas familiares y empresariales ocultas de tu cuento…

  5. Xapó la nueva versión del cuento, me ha encantado!

    Ya me pasare a leer El Principito, uno de mis cuentos infantiles preferidos.

    Besos.

  6. Gracias, Yani. No creo que pienses lo mismo del principito :P

  7. Che, muy bueno y como decis vos… es el unico cuento serio que lei hasta ahora en este blog.

    Sigo subiendo (despues de un día de vacaciones)

  8. muy buena version, jaja esperaba leer algo del lobo pero me gusto igual!

  9. hey!1 muy buena tu pagina, me gusta tu manera de escribir, y ni hablar de la forma en que miras las cosas. esta version del cuento en particular esta muuy buena. pero debo decir q no coincido en un detalle muuuuuy importante, aunque no sea parte del cuento, y ahi te lo mando: “El Principito” de Saint Exupery, NO ES UN CUENTO INFANTIL!!!!!!!! me refiero a que podria erlo, pero un chico se aburre con una hitoria como esa, y mas aun si termina como termina. por eso te repito q NO ES UN CUENTO PARA CHICOS!!! es decir: el niño q vive solo en su lugar perfecto con su amiga eternamente fiel, sale a conocer q hay afuera y se encuentra con tooodas las personas de mierda q hay afuera, hasta q encuentra a alguien q vale la pena, pero = prefiere volver a su asteroide, aunq si feliz, para reencontrarse con su amiga la flor. no le veo nada de infantil. y no me ofendo solo porque ya me acostumbre a esa confucion vulgar q tienen todos con el mejor y mas actual libro escrito en la hitoria de la literatura. hace falta q te cuente q es mi libro preferido? segun la epoca de tu vida en q lo leas es una historia distinta. y siempre te sentis identificado. saludos desde mi asteroide!!!
    M.M.D.D.

  10. uaaaau!
    els tres cerditoos sempre seraa instoriia de la bona!
    lo millo de tota la vida humanaa ii nii an mes! (=)

    TESTIMO?

  11. amiguitos yo opino que este cuentico esta muy bonitico bonitico………amo a los tres cerditos y apesar de mis 15 años y q tengo novia no dejo de leer el cuento todas mis noches por q mi gran sueño es ser como ellos pero io se que todavia me falta demsiado q viva los tres cerditos

    LOS AMOOOOOOOOOOOOOOOO………………….

  12. esto se me hiso muy tonto. porfavor los 3 serditos que babosada mas grande.

  13. pues a mi este cueto me encanta(a pesar de que soy gay)esta muy padre porque me enamore de ellos y ademas la historia esta super genial no puedo crreer que lo llamen tonto osea no manchen solo les digo amense todos con todos como i love a los cochinito

    jajajaja te piñe


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: