El amante

Dicen que todo escritor de historias de terror debe alguna vez escribir una de vampiros.  La verdad es que el vampiro es un personaje que no me cuadra para nada. Después del Drácula de Bram Stoker (no se si lo escribí bien) nada de lo que salió me gustó, sobre todo la mierda que escribe Ana Arroz sobre ellos. Pero como quiero ser alguna vez un buen escritor de historias de terror, aca va mi versión muy particular de los vampiros.

——————-###—————-

Salió de su casa con la excusa de que iba al hipermercado a hacer unas compras. Una vez allí dejó el auto en la cochera subterránea, buscó el baño de damas y dentro se cambió de ropa y se puso el vestido rojo que había comprado para la ocación. Aunque había pasado la barrera de los 40, todavía tenía sus encantos para mostrar, y el escote del vestido y el tajo que dejaba al descubierto una de sus piernas con cada paso que daba, daban muestras de que aquello era cierto.

Se maquilló y se puso unos lentes oscuros, cuando salió del baño estaba vestida para matar. Tomó un taxi a la salida del hiper hasta el centro. El taxista estuvo todo el viaje mirándole el escote a través del retrovisor. La situación la incomodaba, la divertía y la exitaba a la vez.

En el centro tomó otro taxi y esta vez jugó un poco con el conductor. Conciente de que no dejaba de mirarla, dejó caer de uno de sus hombros el vestido para mostrar un poco más. El taxista casi perdió el control del vehículo y ella volvió a acomodarse el vestido riéndose. Cada vez se sentía más cómoda con la situación. Cuando llegó a la casa de su amante ya no tenía nervios ni preocupaciones. Todo había salido como él lo planeó.

-Pasá. ¿Salió todo bien? ¿Segura que no te reconoció nadie?
-Si, segura. Nadie me miró a la cara; estaban todos embobados con estas dos- dijo levantándose las tetas con las manos.
-Bien. No se vería bien si alguien te viera con el profesor de uno de tus…- y no pudo terminar la frase porque ella le tapó la boca con la suya y lo besó con pasión.

El aceptó el invite, y apoyado contra la pared empezó a recorrer el cuerpo de ella con sus manos. Al fin y al cabo todas lo buscaban por la misma razón. Era inutil intentar mantener una conversación con ellas cuando llegaban a este punto.

-Vamos a la cama- le pidió ella. -No tengo mucho tiempo.
-Te equivocás. Tenemos todo el tiempo el mundo.

Esa noche, mientras la vida de ella se consumía con cada orgasmo que tenía, el absorvía toda esa vitalidad para seguir manteniéndose sano, joven y fuerte. Como lo venía haciendo desde hacía más de 400 años.

Anuncios
Published in: on 31 marzo 2007 at 20:46  Comments (6)  

The URI to TrackBack this entry is: https://lacasadelpoio.wordpress.com/2007/03/31/el-amante/trackback/

RSS feed for comments on this post.

6 comentariosDeja un comentario

  1. Jajajajaja……….
    De donde me suena????
    muy bueno!!!!

  2. ¿Y cuántos orgasmos tuvo? xDDD
    Bonita forma de morir, supongo.

    Un besico ;)

  3. jajaja, Tam, sólo eso se te ocurre??? y si, debe ser la mejor forma de morir. De eso no hay dudas ;)

  4. La erecc… digo la atracción del vampiro… ;-)

  5. me gusto mucho… era otra cosa la q tenia en mente pero sabes…. pfff no como explicarte… ahora posteo y entenderas como me cae de bien esta historia pq estoy en un redescubrimiento de la oscuridad…
    besos!

  6. Che, me gusto. Es mejor que “El vampiro” de John William Polidori (el primer cuento sobre vampirismo), publicado en 1816. Bram Stoker esta bien escrito.
    Che Poio no se si para un hombre la mejor forma de morir es empernado… a no te referias a… bueno eso.

    Sigo subiendo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: