El Principito

Para Tamara,
aunque no me quiera por un tiempo después de esto.

principito.jpgI

Antes de empezar a contar esta historia debo aclararles algo: soy un yonqui de mierda. Me doy con todo lo que llegue a mis manos; vivo colocado, pero lo que más adicción me causa son los ácidos. Todo el tiempo me embarco en viajes y sueños alucinógenos. De ahí que muchos de mis conocidos me llamen “aviador”. Pero el pibe este del que voy a hablar… Miren que he alucinado cosas; una vez vi una boa que se había comido un elefante y salí corriendo por miedo que me tragara a mí, y lo que tenía en realidad frente mío era un sombrero de ala ancha. Pero ninguno de mis viajes se puede comparar con los del loco éste. Nunca supe su nombre, pero siempre lo llamé “El Principito”.

II

Cuando lo conocí llevaba una semana sin tomar algo. No porque ni quisiera o estuviera en abstinencia; no había tomado nada porque estaba tirado, en la lona. No tenía un mango ni para comer. Iba de acá para allá pidiendo algo a los conocidos, pero nadie me dio una mano: cuando estás en las útimas es como estar en medio del desierto sin agua; uno se va muriendo lentamente sin poder hacer nada para remediarlo.

Lo vi por primera vez en un callejón revolviendo la basura de una casa de comidas. No es que esto me haya llamado la atención; como él había media docena más haciendo lo mismo e incluso yo mismo lo hice en más de una oportunidad. Pero el loco este no pegaba ni con cola en el lugar. Vestía un sobretodo que costaba más de lo que yo gano en un  año, tenía las manos y la cara limpias y la piel blanca como la leche, además de unos cabellos dorados  que se iluminaban con la luz del sol.  Y no tenía más de 20 años.

Me quedé un rato mirándolo para ver que era lo que hacía. Después de juntar a un lado una buena cantidad de verduras desechadas, las metió dentro de una caja  con orificios a los costados por lo donde se puso a ver, yo supuse, como comía su mascota.

-¿Quiéres conocer a mi oveja?- me preguntó de repente.

Al principio intenté hacerme el desentendido, pero la curiosidad pudo más.

-¿Tenés una oveja en esa cajita?- no pude evitar preguntarle.
-¡Ajá! Es apenas un corderito. ¿Quiéres verla?
-Bueno. A ver, pasamelá.
-Con cuidado. No la lastimes.

Cuando miré por uno de los orificios de la caja sólo vi la verdura que acababa de meter. Ni rastros de una oveja.

-No es hermosa- me dijo. La acabo de conseguir. La puse ahí dentro para que no se coma una flor que tengo en casa.

“Este pibe está re loco” pensé en ese momento. Pero lo miré aténtamente un rato y me di cuenta de que no tenía la mirada ni la apariencia de un loco. “No, el loco este está colocado hasta las tusas. Y por como viste, es un loco con mucha guita. El cielo me envió un regalo.”

-Che, ¿no tenés nada para mí de eso que tomaste vos?
-¡¿Qué si tengo más?! Tengo una montaña, un castillo lleno de esas. Pero ahora no tengo ganas de ir. No tengo ganas de hacer más nada- y se sentó y se puso a ver por uno de los orificios de la caja como comía su oveja imaginaria.

Y así fue como conocí al Principito.

III

Estuve semana junto al Principito. Me mantenía la esperanza que me llevase a su casa donde supuestamente había tantas drogas para colocarse. Y mientras tanto me contaba cosas de su vida y sus viajes. Pero lo hacía esporádicamente, al parecer según sus ganas de hablar. A veces lo hacía durante horas, pero hubo un día entero que se pasó sin abrir la boca, sólo mirando dentro de la caja su oveja imaginaria. Y yo, que empezaba a sentir la falta de drogas, no tenía ni la fuerza ni la voluntad para olbligarlo a que me lleve a su casa. Así que sólo me sentaba a su lado y esperaba a que empiece a hablar o que finalmente me llevara a su reserva de drogas.

Lo primero que me contó, ante mi contínua insistencia, fue como era su casa. Vivía sólo en un modesto palacio, y esa era la razón por la que llevaba su oveja, para que le haga compañía. Toda su actividad se reducía a deshollinar los hornos dónde cocinaba las pastillas y podar las plantas de marihuana para que no se extendieran tanto y terminasen por invadir toda la casa.

Su único pasatiempo consistía en sentarse a ver la puesta del sol… totalmente puesto. Pero también ocupaba mucho de su tiempo en hablar con una flor.

-Es la más bella de las flores- me dijo en una oportunidad. -Le brindo los mayores cuidados y atenciones. Y le hablo… todo el tiempo le hablo. Porque ella me escucha y siente todo el amor que siento por ella y entonces crece con más ganas y fuerzas.

La flor en cuestión es una amapola, y el Principito estaba convencido que de ella podía obtener la mejor de las heroínas. Pero una y otra vez los resultados no lo satisfacían, y terminó por enojarse con su flor y se largó de su casa. Y allí comenzó el viaje del Principito.

IV

Salió de su casa y se tomó un bondi de la empresa “Estrella Fugaz” y fue hasta lo de su contador.  El Principito estaba tan volado en ese momento que se mareó con los números que le tiraba el tipo y se terminó marchando. En otro bondi de la misma empresa fue hasta lo de su padre. “El Rey” seguía siendo un viejo amargado al que nadie le daba bola y no le dijo nada interesante así que de ahí también se fue. El Estrella Fugaz lo llevó esta vez hasta hasta lo de un farmacólogo que conocía, pero este tampoco la tenía muy clara; tenía mucho estudios pero no ponía corazón en las drogas que fabricaba, sólo eran una droga más, y el Principito quería preparar la mejor de las heroínas. Como se hizo de noche se fue hasta lo de un amigo fumón que se la pasaba prendiendo y apagando el faso, con una calada en el medio, y así todo el día: prendiendo y apagando, prendiendo y apagando, y se quedó fumando toda la noche con el tipo.

Al otro día se fue de allí bajoneado por no haber encontrado respuestas a su problema. Vagó durante no se cuánto tiempo hasta que llegó al barrio y se cruzó con el “Víbora” , un conocido vendedor de coca. El Vívora le convidó unos pases para levantarle el ánimo, a cambio de que más adelante le devolvería el favor. El Principito, ahora más entonado, siguió dando vueltas por el barrio hasta que se cruzó con el “Zorro”, un yonqui que siempre está metido en problemas.

Al Zorro lo estaba por hacer cagar el “Perro” por una plata que le debía, y el Principito se metió en la discución y se ofreció a saldar la deuda. Finalmente el Perro se marchó satisfecho: había cobrado la deuda y le había dado un buen pr de piñas a dos yonquis de mierda.

El Zorro agradecido se ofreció a ayudar al Principito en lo que pudiera. Éste le comentó cuales eran  sus problemas, y el Zorro le dijo:

-Yo se como ayudarte. Conozco un tipo que fabrica una heroína de puta madre. Vení, seguime.

El Principito fue tras el Zorro hasta una mansión rodeada por una plantación de amapolas. El dueño los hizo pasar y les ofreció toda su mercancía. El Principito se inyectó cada una de las muestras que le traía el tipo, hasta que le quedaron sangrando los brazos de tantos pinchazos que se hizo. Lo peor fue que ninguna de las muestras que probó lo satisfizo; incluso la más pobre de las que le dio su flor era mejor que cualquiera de éstas. Se marchó de ahí con su amigo el Zorro convencido de que su flor era la más hermosa y mejor de todas.

Más tarde, el Principito y el Zorro estaban tirados en el departamento de éste comiendo unos hongos. Cuando empezaron a hacerles efecto el Zorro le dijo al Principito:

-Ves, loco. Lo invisible es esencial a los ojos. Adoro estos hongos.

Y estuvieron así por varios días.

V

Y allí fue cuando conocí al Principito; todavía volado por los hongos y alimentando su oveja imaginaria. A la semama de estar juntos yo ya estaba empezando a calentarme con él porque veía que la promesa de mucha y buena droga quedaba en la nada. El tipo ni siquiera era buena compañía; no respondía ninguna de mis preguntas y sin embargo cuando se ponía a contarme su historia no había forma de pararlo. Pero un buen día, justo una semana después que lo conocí, me dijo:

-Listo, me cansé. Vuelvo a casa. Acompáñame y te voy a dar todo lo que te prometí.

Caminamos varias horas, hasta que al fin llegamos a su casa. Era más pequeña de lo que yo imaginaba. El Principito señaló una casita al costado del edificio principal y me dijo:

-Allá está la fuente de tus deseos. Toma todo lo que quieras.

Cuando entré en la casita no daba crédito a lo que  veían mis ojos. El Principito no me había mentido, había de lo que quisiera. Era tanta la variedad de drogas que no sabía por donde empezar. Cuando estuve puesto hasta el moño, me di cuenta de que el Principito no estaba allí conmigo.

Salí a buscarlo, y trás rodear la casa mayor, vi al Víbora que se alejaba del lugar y al Principito caerse redondo al piso. Corrí hasta donde se encontraba y lo vi al tipo con la nariz chorreando sangre a lo loco, y debajo de él quedaban los restos de la raya más larga y gorda de cocaína que ví en mi vida. Me alejé rápido de ahí sin saber si el Principito estaba muerto o no.

VI

Cada tanto me pego una vuelta por la casa del Principito, pero nunca más lo volví a ver. Me lo imagino hablando con su flor amada, alimentando su corderito (que lo de debe haber cambiado de caja ya, me imagino)… y chutándose la mejor de las heroínas jamás hechas.

Próxima entrega: Los Pitufos

Published in: on 26 abril 2007 at 16:13  Comments (29)  

The URI to TrackBack this entry is: https://lacasadelpoio.wordpress.com/2007/04/26/el-principito/trackback/

RSS feed for comments on this post.

29 comentariosDeja un comentario

  1. Lo que se metía era de calidad, porque EL PRINCIPITO es una de las mejores historias que he leído hasta ahora… aunque puede que yo también esté algo “fumá”, jijijijijij :P

  2. Oh…
    Qué manera tan cruel de destrozar un mito
    Poio, eres un chico muy malo :(

    La coca… ¿la extraían de los baobabs, verdad?

    Supongo que la historia real se parecería mucho más a esta que a la Saint Exupèry…

    ¡Un besico fuerte!

    P.D. ¿Cuando los cumples? ;)

    • EL PRINCIPITO REGRESO, LA MELANCOLIA , YA NO ES UNA OPCION…BUSCA EN MI FACE QUINRA

  3. Jejejej… cuándo los cumplo???????? El que, los años???? Si es así, ya me va quedando menos… el 15 de junio, 29… ainssss, me hago mayor :P

    • EL PRINCIPITO REGRESO, LA MELANCOLIA , YA NO ES UNA OPCION…BUSCA EN MI FACE QUINRA

  4. Nunca pensé que podrías pervertir la verdadera esencia de “LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS”.ACASO POIO IMAGINATIVO RARO…….entendiste alguna vez el verdadero significado de ésa bellisima frase ???
    Nunca se te dió por pensar que el verdadero alcance de esa frase es mucho más amplio y extraordinario….. que muchas mentes no alcanzaran jamás a dilucidar ???
    Creo que SIIIIII sabes el magnifico sentido que puede tener esa frase ( sino no hubieras puesto lo que pusiste al comienzo para tu Tamara)…..Sabessssssss pero te empeñas en DEFORMAR,………QUE ES ESO UN CAPRICHO……????
    pIENSA QUERIDO pOIO QUE LO VERDADERAMENTE BUENO , lo que realmente nos conmueve hasta el delirio , es aquello que nos delata y nos marca para el RESTO DE NUESTRO VIAJE……!!!
    TU,…… POR mas que te empeñes en deformar tu esencia…..NOOOO podras hacerlo facilmente.
    He captado tu extraño SENTIR, de sabandija renegado pero con Esencia de pura cepa POIO.
    Lo BUENO cuando es BUENO no se cambia asi porque si.
    No quiero ofenderte en NADA, SÓLO EXPRESÉ MI HUMILDE OPINION.

    • TE DEJO OTRA OPCION, LA MELANCOLIA YA NO ES NECESARIA, EL PRINCIPITO, REGRESO. BUSCA EN MI FACE . GRACIAS

  5. jajaja, sabía que me metía en un tema complicado. la versión que acabo de contar del principito también tiene su historia. la voy a contar porque también es divertida.

    lei el libro por 1ra vez como a los 20 o 21 años. me lo regaló la que se puede considerar la 1ra mujer que amé (que no es la tamara a quien se lo dedico), aunque solo llegamos a ser “amigos especiales”, como ella decía. el asunto es que lloré tanto al final del libro que me olvidé como terminaba, pero no lo volví a leer.

    la siguiente vez que lo leí fue hace 2 años, cuando estuve viajando por sudamerica. me lo regalo naara, la chica con la que viajé un tiempo, el día que nos separamos en ecuador. 3 o 4 días después caí en cama enfermo del dengue y estuve 3 días con mas de 40 de fiebre alucinando cosas. en ese estado lo volí a leer al libro, y nuevamente llore al final, pero no porque me pareciese triste, sino por la fiebre, porque en ese estado me parecio mucho mas divertido el libro.

    volvi a leerlo unos meses más tarde. aunque me parecio lindo y didactico (creo que ahora lo encasillaría como un libro de autoayuda), ya no me causo tristeza y emepezó a asomar en mi mente esta versión, que tomó forma unos meses más tarde contándoselo una noche a la chica con la que viajaba y salía por ese entonces. nos divertimos tanto que a partir de entonces es que lo cuento así.

    pero les pido que no se enojen y lo tomen como yo… una broma, un chiste, que es lo que quiero hacer en esta sala de mi casa, desvirtuar los clasicos infantiles y hacerlos más adultos.

    sevemos

  6. por cierto… respondiendo a tam… los cumplo 3 días antes de cusoon (que de paso le doy la bienvenida a casa con mucha cerveza, como debe ser), pero un añito más.

    le doy también la bienvenida a “esencias de amapola???” y le agradezco sus comentarios.

    sevemos

  7. bueno muchacho mirado con HUMOR……creo que todo es válido.
    También es bueno tener SENTIDO DEL HUMOR.
    Cuando uno pierde eso…….ya no se pueden diferenciar las cosas.
    Es bueno que el camino ” AL ANDAR”….NOS DÉ experiencia……PARA VER LAS COSAS DESDE DIFERENTES ANGULOS……La Visión ampliada es virtud DE unos pocos kamicazes QUE VIVEN Y MUUUUUCHO.
    Pero lo que verdaderamente quise decir es que capté TU ESENCIA.y HAGAS LO QUE HAGAS no la podras desvirtuar.
    La Experiencia te da la hermosa oportunidad de visualizar desde un arista más amplia .Nada Mas.

  8. Guau… recién me conoces (o me leés sería más apropiado) y ya conocés mi esencia???

    Me la podés decir??? Yo llevo 30 años buscandóla y todavía no se si la encontré. :P

    sevemos (seguimos otro día, me voy a dar clases :))

  9. ojo captar no es conocer.y te leo desde hace un tiempo.Nada mas! Si te molesto mi percepcion,bueno no voy a disculparme simplemente te diré que la percepcion es sólo de tipo intelectual.

  10. Estoy con Tamaruca, creo que el Principito viajaba entre estados alterados de conciencia y las amapolas son un buen vehículo. Tu versión podría estar cerca de la verdad. No estaba en sus cabales: sombreros, elefantes, qué chorrada. Mi experiencia personal con serpientes es bien distinta. Cuando veo boas infladas, suelo darles agua caliente con sal para que vomiten y así poder recuperar mi ordenador. No se por qué les gusta tanto…

  11. amapola, no me molestó, estaba bromeando de nuevo. es que me falta algo que una vez ruben me dijo que no tengo y me olvide como se llama, para tratar correctamente a las personas :)

    sonambula, las boas tienen una especie de adicción a las computadoras. lo vi una vez en animal planet comiendo esnsalada de hongos :P

    sevemos

  12. ves brother… es el 2do. cuento que leo, jajaja…

    y ahora podemos decir que tenemos algo en común… Yo remixo canciones y vos REMIXAS CUENTOS

    ;)

  13. Yo también cumpliré 29 Cusoon, pero a finales de diciembre.

    Así que, el 12 de Junio hay que prepararte una fiesta sorpresa? Nos invitas? xDDD

    Mmua!!

  14. por lo que veo, gordo, te gustan los cuentos para niños!!! leete alguno de los otros, para variar. y me gustó eso de remixar cuentos… por ahi le cambio el nombre a la etiqueta.

    tam… si la fiesta es sorpresa, sería bueno que me inviten a mí, no??? ;) pero si andas por el sur de argentina para esa fecha, un plato de asado y una jarra de cerveza no se le niega a nadie.

    sevemos

  15. Jejejejej
    Tengo que releer El Principito, en serio, jejejeje, con esta versión en la cabeza seguro que le encuentro nuevos significados.

    Por cierto poio… ¿qué significa sevemos????????

    Me carcome la curiosidad…

  16. Argggg

    Me he dado cuenta de que el enlace que dejé antes es de mi blog de cuentos… este es de mi otro blog…

  17. siiiiiiiii soy una BOAAAAAAAA giganteeeeeeeeeeeeeeeee
    ohhhhhhhhhhhhhhhhhhh
    que miedoooooooooo!!!!!!!!!!

  18. bienvenido, Carabiru. “sevemos” es un modismo usado en Córdoba para decir “nos vemos”. sólo eso. ahora mismo me pego una vuelta por tus blogs.

    sevemos :P

  19. Entre al blog de cusoon para ver si era alguien que conocia y encontre un post titulado “Los Encuentros de un Caracol Aventurero” por un poema de Garcia Lorca. Que flash. (para variar, solo los locoscba van a entender de que hablo)

  20. jajaja, tenés razón, Charly, pero no deja de causar gracia.

    sevemos

  21. es una buen cuento me encantó ojalá sacarán a otros como el.

  22. es una buen cuento me encantó ojalá sacarán a otros como el.Fue fenomenal me da mucho gusto felicidades

  23. JAJAJAJA, BUENO EN REALIDAD TIENES UNA GENIALIDAD TREMENDA, TIENES RAZÓN EL PRINCIPITO ES MÁS AVIADOR QUE TÚ. SIGO RECORRIENDO TUS HISTORIAS HASTA QUE ME DEN LAS 6 Y SALGA DEL TRABAJO, BESOS

  24. la verdad me encanto tu historia!! avisame cuando pongas mas!! saludos

  25. Che este me gusto mucho, más que el original (que no me gusto). Jje

    Sigo subiendo…

  26. como se fue el prinipe con piito


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: