Venganza

Tengo que aceptar que por primera vez desearía haber sido el protagonista de esta historia. Supongo que hay huellas que nunca se borran.

—————###————— 

Comenzó sacándole los ojos, para que nunca más lo pudiera distinguir entre la multitud. Luego le arrancó la boca, para no tener que sufrir más sus humillaciones. La orejas y la nariz se las quitó para satisfacer su bronca. Al ver al causante de tantas desdichas a los largo de su corta vida mutilado a sus pies, se sintió complacido: había llevado a cabo su venganza. Pero ese era recién el primero; quedaban muchos más afuera aguardando el momento oportuno para humillarlo una vez más. De ellos también se vengaría.

Cuando el titiritero volvió del baño y vió a su inseparable compañero descuartizado en el piso gritó:

-¿Por qué le hiciste eso a Señor Bigotes?
-No te metas, viejo- respondió el niño. -La cosa es entre el muñeco y yo.

Anuncios
Published in: on 3 junio 2007 at 19:11  Comments (13)  

The URI to TrackBack this entry is: https://lacasadelpoio.wordpress.com/2007/06/03/venganza/trackback/

RSS feed for comments on this post.

13 comentariosDeja un comentario

  1. La impiadosa magia de los títeres … ahhh esos muñecos que cobran vida … se nos presentan tan humanos, tan espejos, tan nosotros, tan los otros ….

    Me hiciste acordar a Javier Villafañe.

  2. El muñeco era diabólico?

    Un besito bien dulce para empezar la semana

  3. ¡Ay, el aire yerto,
    la lejana montaña
    se agarra a las hierbas!

  4. Lunis: definitivamente no tenemos el mismo punto de vista. Odio los títeres, no puedo ni verlos.

    Dulce Locura: hay alguno que no lo sea???

    sky4you: siemmpre un placer tu visita. Pero no entendí lo que quisiste decir :S

    sevemos

  5. yo igual…
    comenzando por pinocho
    jhajajajaaj

    pero es en serio eh!

    besos electricos

  6. Ya lo sabía Poio, eso lo hace más y más interesante….

  7. Jajajajajajjaj,qué bueno!!! A mí tampoco me gustan demasiado esos muñecajos… :P

  8. Y….no se si no es Chucky ése títere….eh jaja jaja.
    A mi los títeres mucho nunca me gustaron y si se ponen feos también lo habria descuartizado.Hay veces que se pueden descargar muchas broncas “descuartizando” un muñecoy está bien,siempre y cuando el descuartizado sea un muñeco.
    “HAY HUELLAS QUE NUNCA SE BORRAN” Esa frase es demasiado subjetiva para entenderla….orientame Poio….!!
    Sevemos.

  9. Tu historia es aterradora Poio, pero lo que más me inquieta -y seguramente tu lo has pensado también, o quizás no, no se- es que todos somos títeres en manos de alguien. Mas vale que cortemos los hilos antes de que nos despedacen.
    Besos sonámbulos.

  10. De niña hice algo parecido con un osito que tenía… y, a veces, en la oscuridad de la noche, veo su imagen acosándome. Creo que nunca lo superaré…

    ;-)

  11. electrokiss: no sé si Pinocho era títere o marioneta (igual los detesto), pero es cierto… merece una buena paliza el muñeco ese.
    Lunis: vamos en desventaja, vos sabés cosas de mí y yo nada de vos. Tenemos que arreglar esas diferencias.
    Noemí: y es que son horribles… y encima hablan!!!
    Anna: la frase tiene que ver con mi experiencia infantil con los títeres, a un trauma que hasta el día de hoy no puedo borrar. Por eso digo al principio que me hubiera gustado ser el protagonista de la historia.
    Sanámbula: la verdad es que quiero pensar que nadie maneja mis hilos, es más, que no tengo hilos para que alguien pueda manejarlos. Y no es aterrador el cuento… o si???
    Sonja: jajaja, hacerle esas cosas a los ositos es una experiencia difícil de superar. Yo tengo uno al que le falta un ojo y una oreja, tiene el cuello roto y le cuelga la cabeza, y por el hueco se le sale el relleno. Te juro que ese me acosa todas las noches… duerme en la cabecera de mi cama.
    sevemos

  12. No hay ninguna desventaja Poio, simplemente te leo…

  13. Mmmm, no se si vistes “Toy story”, pero de chico era como el pendej de al lado. Solo que con la intención de reparar. Entonces se me rompia un muñeco, tomaba partes de otro roto y “los curaba”, asi creaba distintos enjendros. Encima en su mayoria eran muñecos de Spawn (delato mi edad), ya de por si raros.

    Adios, dije que iba leer “A sangre fria”, pero este era cortito.
    Mañana sigo subiendo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: