Contraataque

rs1.jpg

El sol del atardecer teñía de cobre la piel desnuda de la guerrera y hacía refulgir su cabellos rojizo. El reflejo del astro rey en las aguas del estanque donde la mujer se bañaba completaba el cuadro y la hacía parecer una ninfa en llamas.

Cerca de allí el bárbaro la observaba bañarse, y disfrutaba el espéctaculo que la mujer le brindaba. En un principio pensó que era una Valkhirya que venía a escoltar su viaje a Asghard, y aunque poco se acordaba de la noche anterior después de la quinta jarra de aguamiel, estaba seguro que no había muerto. Después de una inspección más minuciosa de la mujer ( que le llevó más tiempo de lo normal, pero sabe Odín que valió la pena) se dio cuenta de lo que sólo un guerrero experimentado como él podría haber adverdido: detrás de toda esa belleza se ocultaba una máquina de matar. Las manos ásperas, los brazos fuertes, las cicatrices apenas perceptibles en los muslos, brazos y espalda, le indicaban claramente que era una guerrera como él. Además del hacha que había junto a sus ropas en la orilla del estanque. Y un guerrero que ha sobrevivido una batalla es siempre un guerrero peligroso, aunque sea hermosa como una ninfa. Tal vez por esto más peligroso aún.

La guerrera se dio una última zambullida en el estanque y volvió a la orilla a vestirse. Al llegar a donde había dejado sus pertenencias notó que sólo el hacha permanecía en su lugar, y sin titubear un segundo más la tomó y se puso en guardia. Comenzó a examinar los alrededores, pero sus entrenados ojos poco podían hacer para penetrar el frondoso bosque donde se encontraba con tan poca luz. Sea quien sea quien había tomado sus ropas era bueno en lo que hacía, pero cometió el mismo error que muchos otros antes que él: pensaron que dejándola desnuda tendrían alguna ventaja sobre ella sin saber que lo que en realidad hacían era cavar su propia tumba.

Seguía escudriñando a su alrededor cuando una voz potente como un trueno salió de detrás de unos gruesos árboles. Segundo error, pensó la guerrera, ahora sé donde te encuentras.

-Las ropas no las encuentras porque las escondí yo mientras te bañabas, guerrera. Tendrás que salir a batallar con lo puesto nomás. Igual dudo que hayan ocultado más de lo que dejas ver ahora.

kishant.jpg

Mientras decía esto el bárbaro salió de su escondite y se adentró al claro que rodeaba el estanque por esa parte y quedó a menos de diez pasos de la guerrera. Esta titúbeo un poco antes de darse cuenta de la nueva situación. No fue un ladronzuelo como ella suponía quien le había quitado sus cosas, si no un gigante de casi dos metros y brazos como barriles de aguamiel. Largos cabellos negros caían sobre el torso desnudo del hombre, que era ancho como dos veces el largo del brazo de la guerrera. Los ojos azules del bárbaro resaltaban en su broncínea piel. Voy a disfrutar derrotando a este imbécil, pensó la guerrera. En otra ocación me hubiera gustado también disfrutar de él.

-Mal hombre. ¿Ahora quién me asegura que sea una contienda limpia? Limpia porque el triunfo ya es mio, ya que dudo que mires mi cara… y, menos aún, mi arma.
-¿Qué te hace pensar que voy a tomar como una derrota tu victoria, guerrera?
-¡Maldito! Jajaja. Te cortaré los brazos y las piernas para que no puedas tocarme… sólo mirar.
-Pues para eso tendrás que dejar de hablar tanto y moverte más, guerrera. Veamos de que estás hecha y si sabes usar el juguete ese al que llamas arma.

Y dicho esto el bárbaro sacó de detrás suyo una espada casi tan alta como él y más de un palmo de ancho, que sostuvo con sus dos manos en posición de guardia. Típico de estos machos grandotes, pensó ella. Seguro que su otra arma es tan pequeña que la reemplaza con esta otra para poder sentirse más viril. Voy a jugar un rato con el antes de que sea pasto para los gusanos. Y se lanzó al ataque.

Los golpes del bárbaro, aunque poderosos, nada podían hacer contra la velocidad de la guerrera, y las fintas y flanqueos de ésta no podían acortar la distancia que aquel ponía entre los dos aprovechando la longitud de su espada. Los dos eran combatientes excepcionales y disfrutaban de la oposición que el otro le brindaba. Ambos sabían que un error sería fatal para quien lo cometiese, y la luchaban con la intención de cansar al otro, de forzarlo a fallar en su defensa, más que intentar romperla a la fuerza.

kishantsonja.jpg

Y la oportunidad primera se le presentó a la guerrera. Aprovechando que su oponente llevó hacia atrás su espada con más lentitud que antes, dándole a ella el tiempo suficiente para enderezarse de su finta y quedar con el flanco izquierdo del bárbaro desprotejido frente a ella, lanzó un tajo con su hacha al muslo de su contrincante. Éste reaccionó justo a tiempo para evitar que el hacha se le clavase en la pierna, pero no lo suficiéntemente rápido ya que el golpe de la guerrera logró desgarrar sus pantalones y arañarle la carne.La tela rasgada del pantalón del bárbaro entorpecía sus movimientos, y entonces se los arrancó de un tirón, quedando también él desnudo.

-Jajaja- rió con fuerzas el bárbaro. -Veo que perdiste tu única ventaja, guerrera, ya que ahora tu vista no se aparta de mi otra arma, que como ves, es tan peligrosa como mi espada.
-No lo creas, hombre del demonio. Ahora tengo un objetivo más fácil de golpear. Aunque trataré de mantener indemnes tus partes sobresalientes… aquellas que algunos llaman nobles. Yo, simplemente, las denomino como exquisitas.

Y la lucha se reanudó. Ambos disfrutaban de la desnudez del otro, ambos deseaban la desnudez del otro apretada contra la propia, pero ambos eran guerreros y ninguno cedería.

La noche no tardó en llegar y los cubrió con su oscuro velo. Tan sólo las estrellas reflejadas en sus sudorosos cuerpos y el brillo metálico de las armas al chocar iluminaban la escena. Finalmente fue ella la que asestó un nuevo golpe sobre el bárbaro haciendo una fina hendidura en su antebrazo de donde comenzó a manar un hilillo de sangre.

-¿Quieres más, bárbaro? ¿No te parece hora de retroceder?
-Retroceder contigo al frente… nunca. Esto es un contínuo avance, y ahora me toca a mí esperar que tú bajes la guardia. Aunque tu ataque haya sido efectivo y ahora tenga que lamer mis heridas… ¿o prefieres hacerlo tú?
-Desde luego, me molesta que lo dudes. Te las lameré una a una -y viendo la mueca que hizo el bárbaro:  -Me refiero a tus heridas, hombre atrevido.

Y diciendo esto, la guerrera soltó su hacha y tomó el brazo del bárbaro, pasando su húmeda lengua por la herida que acababa de hacerle. El bárbaro entonces levantó su espada con la mano libre y la apoyó contra el cuello de su adversaria.

-Muy mala jugada, guerrera. Ahora te tengo a mi merced, y te aseguro que mis ataques llegan bien hondo.
-¿Cómo de hondos son esos ataques? ¿Muy profundos o no llegas a tocar fondo?
-Guerrera, mis ataques son tan hondos como quieras y tocan todo lo que quieran tocar.
-Toca, toca, y te quedarás sin manos.
-Ya me amenazaste con eso antes y sin embargo tengo mis manos encima tuyo. Toma nota pues yo llevo el control ahora.
-Tomo nota, pues, pero te advierto que el control lo llevo yo.
-Tienes una respuesta para todo, ¿no? Acepta que yo he ganado esta pelea y te dejaré a tí disfrutar del premio.

La guerrera no respondió, pero bajó la mirada durante unos segundos. Luego soltó el brazo del bárbaro y lo tomó por el cuello, atrayéndolo hacia ella hasta que sus rostros estuvieron uno junto a otro y sus ojos clavados en los de él.

-Supongo que es un sí- dijo el bárbaro, y soltando su espada tomó por la cintura a la mujer y la atrajo hacia sí mientras sus bocas se unían en ese beso tan deseado.

De repente ella separó sus manos de él y lo apartó con un suave empujón.

-Espera- dijo. -¿No era yo la que iba a disfrutar el premio?
-Tienes razón, y un trato es un trato. Asi que… tú tienes el control esta noche.

Cuando el alba llegó, el bárbaro se levantó procurando no despertarla, se puso los restos de su pantalón, recogió su espada y se dispuso a marcharse.

-Espera, Kishant- lo llamó la guerrera. -¿Te vas a ir ya?
-Ya lo sabes, Sonja. Un guerrero toma todo como un desafío. Y todavía hay muchos desafíos esperando por mí.
-Sin contar las señoritas que desean ser rescatadas por tí y agradecertelo en tus brazos.
-Si, pero son tus brazos los únicos a los que vuelvo.
-“Te tomo del brazo, pero tu piel se rasga como papel.”
-¿Qué has dicho?
-Repetía las canción que cantaban los juglares el día que nos conocimos. ¿La recuerdas?
-¿Cásate conmigo? No estarás pensando en…
-Ni en sueños, maldito bárbaro.
-Jajaja. Llegaste a asustarme. Chau, guerrera, hasta la próxima noche sin luna.

Una hora después la guerrera se bañaba nuevamente en el estanque. El agua fría de la mañana la ayudaba a apagar el fuego de la noche anterior, cuyas brasas aún ardían dentro suyo. Cuando salió del agua y miró alrededor, una nueva ola de calor le surgió de dentro, pero esta vez de rabia.

-¡Maldito Kishant, te llevaste mis ropas!  Ésta me la voy a cobrar caro, ya verás.

No muy lejos de ahí, el bárbaro estallaba en risas.

smrs.jpg

Anuncios
Published in: on 11 agosto 2007 at 22:14  Comments (30)  

The URI to TrackBack this entry is: https://lacasadelpoio.wordpress.com/2007/08/11/contraataque/trackback/

RSS feed for comments on this post.

30 comentariosDeja un comentario

  1. Kishant, la próxima noche sin luna me relameré con el sabor de tu sudor y tu sangre cuando éstos impregnen mis labios tras la contienda… porque si vuelves a mis brazos no habrá dios que te proteja de ellos. Y volverás…

    Me descubro ante el contraataque, Poio (decir que me descubro es una suposición, porque ya voy descubierta ja ja); has utilizado nuestros comentarios para formar una muy buena historia ;-)

  2. Me encantó.

    Sin más palabras.

    Un beso dulce y te deseo buen comienzo de semana ;)

    PD: Me gustó la imagen de la guerrera.

  3. Está genial, sin perder el toque atrevido.

  4. y si vuelvo con que me vas a recibir, guerrera??? te va a costar superar este ataque :p

    por cierto, traduje bien la frase de la canción??? había una palabra que creo que estaba mal escrita porque no salía en ningún diccionario. Y si la traducía al inglés primero la traducción al español tenía doble sentido, así que me quedé con ésta nomas :-)

    sevemos, con o sin luna ;-)

  5. Dulce Locura: gracias por todo… sobre todo el comienzo de semana, viene dura esta semana en la escuela.

    Mna: ultimamente estoy muy atrevido :P

    sevemos

    PD: nadie dice nada de la imagen de Spidey… está buenisima!!!

  6. Bonita historia Poio, bonitos personajes y bárbaramente romántica.

  7. Bárbaro, no subestimes a una guerrera hyrkania enfurecida…

  8. Luna: lo de bonitos lo decís por la guerrera, no??? porque el bárbaro de lindo poco y nada. Y sigo sin encontrarle el lado romántico… será que ya ni siquiera entiendo lo que me dictan las “voces en mi cabeza”???

    Sonja: jamás las subestimo, por el contrario, las prefiero enojadas ;-)

    sevemos

  9. Vaya, veo que la Guerrera ha traspasado fronteras blogísticas, ahora formó parte de una gran historia…

    Buen blog Poio…

  10. estoy esperando q envies, aquello que quieras enviarme
    un beso electrico, claro
    :)

  11. Munchkin

  12. Poio, los criterios de belleza de cada uno no tienen porqué ser los convencionales.
    No hablaba de belleza física en ese caso ….

  13. Menuda relación amor-odio. Si yo fuese Sonja mandaría a Kishant a la mierda para siempre. Las ropas que se las quede. De recuerdo.

    Un besito para tí, qué imágenes tan geniales Poio :)

  14. Walter, en realidad formo parte de más historias (grandes, desde luego); y entre el Poio y yo lo que hay es un arranque “bélico masoquista” importante :-)

    ¿Mandarlo a la mierda?, jamás :p

  15. Ya decía yo que el nombre de Sonja me sonaba!!!

    Muy buena Poio!!

    Salu2

  16. Charly: totalmente :P

    Luna: para variar, tus sabios comentarios me dejan a mí sin bromas para hacer. eso no se hace!!!

    Tam: ya te respondió Sonja a tu comentario??? :D Las ropas??? Seguro algún enano libidinoso va a darme unas cuantas monedas por ellas :P

    Sonja: bélico masoquista??? vas a tener que mejorar tus golpes (o afilar más las uñas) porque no siento nada ;-)

    Carabiru: y tiene un blog muy bueno, debería de sonar en muchos lados.

    Walter: gracias y gracias por pasarte por casa. Bienvenido.

    sevemos

  17. Ya lo vas a sentir enseguida cuando te las clave ahí mismo… si, en eso que también llamas cetro ja ja ja

  18. Poio … nada de sarcasmos!
    Igual, vos sabés que mi preferido es “uno que trae cola”, especialmente en una de sus partes ….. eso es pasión!!!! jajaja
    Aguante Lorena!!!!

  19. Sonja: hay cosas con las que ni los bárbaros se atreven… y el cetro en tus manos es una de ellas :P

    Luna: a mí tan bien no me cae Lorena, te lo aseguro.

    sevemos

  20. Groso, me cagó de gusto Poio, sobre todo porque mezcla lo que vimos en la película de la guerrera roja, y lo que haría Conan en las novelas de Howard, y otro poco por como sos. jejejeje.

    Carandor

  21. WOW!!!! Apareció Carandor!!!!!
    Es el “mismísimo” Carandor Poio?

  22. Si te gustó a vos Cara entonces me voy contento. La guerrera ya cedió la batalla así que me puedo sentir realizado.

    Luna: lamentablemente si!!! :P

    sevemos

  23. ¿Y a ti quién te ha dicho que haya cedido?, que yo sepa lo único que te “cedí” fueron mis ropas. No te realices tan pronto compañero; mi ataque llegará cuando deba llegar ;-)

    “La embestida de una bárbara no llega ni tarde ni pronto, llega exactamente cuando se lo propone” -> (léase con tono a mago Gandalf en LCDA ja ja)

  24. La embestida de Carandor no llega ni tarde ni pronto, llega exactamente cuando es alevosa y antideportiva.

  25. estoy calentando el ambiente nomás, guerrera. las treguas no son para mí. una vez enfrascado en la lucha, ya no doy respiro ;-)

  26. charly… me dirás a mí que estuve rengueando no se cuanto tiempo después del partido de bienvenida que me dieron :P

  27. ¿no fui yo ese, poiolus?

    ¿O fue antes el mío?

  28. lo único que recuerdo es el sutil toque carandoresco cuando fui a sacarle el bofúl, toque nunca llegué a entender puesto que él llevaba la pelota, y que 5 min después me condenó a ir al arco y a renguear las siguientes dos semanas…

  29. Che, muy bueno. Mi “Recuerdos de un vikingo” no merece existir.
    La foto de Spidey? yo iba decir algo… no esta un poquito desubicada ahi?

    Sigo subiendo…

  30. a veces si la historias tienen una buena fuente de inspiración salen buenas… este creo que fue uno de los casos.

    la foto de Spidey??? es la mejor de todas. Spiderman y Red Sonja contra Venom y Loki!!! qué más querés de un comic???


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: