Hoy tengo ganas de… patear traseros

blackboard.jpg 

“Would you tell Picasso to sell one of his guitars?”

Acabo de terminar una semana difícil en la escuela. La más difícil desde que estoy dando clases. Y todo por culpa de una madre que se metió a meter púa y a hablar de más, creando una situación muy tensa entre los chicos del curso y una compañera de trabajo. Por suerte ya se aclararon las cosas y las aguas (por ahora) están calmas. Pero esta semana pasé más tiempo en la dirección (y recibí más retos de los directivos) que en toda mi vida como estudiante. Por eso hubiese querido hacer como Dewey Finn (Jack Black) en su Escuela de Rock y patear al Hombre… y algunos traseros.

“Today’s assignment… a hem…
kick some ass!”

Published in: on 28 septiembre 2007 at 20:47  Comments (30)  

Con las manos no

-¡Me voy a acostar con la primer puta que encuentre, vas a ver! -le gritó a su novia desde la puerta de entrada y salió cerrándola con un sonoro golpe. Por encima del portazo escuchó un “¡… de mierda!” que le gritaba su novia, pero se fue sin hacerle caso.

Amaba a esa pendeja, desde que la conoció su vida dio un giro de 180 grados, pero no se podía sacar de la cabeza a su nueva compañera de la oficina. Fue deseo a primera vista. Desde el primer instante que la vio se la imaginó besándole el cuello, mordiéndole los pezones, lamiéndole el sexo con esos labios carnosos que tenía, mientra que sus manos se quemaban en los rojos cabellos de su nueva compañera. Fue tanto el deseo, que tuvo que salir corriendo al baño para refrescarse y bajar la temperatura de su cuerpo.
(más…)

Published in: on 20 septiembre 2007 at 16:55  Comments (23)  

Morir de nuevo

Hablar de me da miedo; temo al sonido de mi propia voz. Y no porque vaya a romper el silencio sepulcral que me rodea, sino porque temo que ya no sea la mía.

Permítanme presentarme; mi nombre es Leonardo Garavito, tengo 26 años y recientemente me recibí de médico cirujano en la Universidad Nacional de Córdoba. No me encuentro solo en este momento; a mi lado se encuentra el Dr. Guillermo Carmona, quien fuera mi mentor y guía durante los años que duraron mis estudios. Ambos estamos muriendo y nos quedan pocas horas de vida. Yo fui envenenado; el propio Dr. Carmona me suministró el veneno. Él tiene un pulmón perforado; el bisturí aún está clavado en la herida.  Pero no piensen que fui yo quien lo hizo, yo mismo lo hice después de encerrarnos en esta habitación y antes de confesarle que había puesto veneno en el café que tomé hoy por la tarde.
(más…)

Published in: on 14 septiembre 2007 at 23:08  Comments (24)  

Crónicas de Elhoss – 5

Hubo otro hecho en la historia de K-Rlos Sa-Ul, hijo, que le dio aún más renombre y que lo hizo ganarse el título de “referencia planar” en Elhoss. Existían al norte del continente una serie de islas que luego del Gran Terremoto se unieron en una y formaron Gran Isla Perno. En esta se encuentra oculta la entrada a Reclusión, la famosa prisión de donde se dice que nadie jamás logró escapar. Reclusión es además un vínculo entre todos los planos conocidos, a donde los que rigen en cada plano envían a aquellos seres que osaron transgredir las leyes impuestas. Reclusión es un laberinto infinito de túneles, habitaciones y salas, todas protegidas por extraños artilugios (mágicos y mecánicos) y custodiado por hordas de elfos drows y sus aberraciones draiders. Está habitado por las criaturas más extrañas que ni siquiera la mente más vivaz podría imaginar y que cuya sola visión paralizaría al más valiente y al más pensante, puesto que los habitantes de Reclusión podrían definirse como “imposibles”.
(más…)

Published in: on 9 septiembre 2007 at 1:33  Comments (44)  

La Potra

        … De un lado estaba el escarnio de una pasión desgraciada; del otro la desventura del amor auténtico.
        …Situada entre el sexo gallardo y el sexo trucidado, entre el amor físico y el amor espiritual, compulsó la paz de la carne que produce uno y la seguridad del alma que provee el otro. Meduló las conveniencias de su afinidad con Daniel, que riman con familia, rango y etiqueta; y los bochornos secretos de su intimidad con Quinto, que aplacan el instinto y nada más. La mujer radiosa de media hora antes se tornó lúgubre. Y sin decir absolútamente nada, se apartó renunciando a su capacidad de elegir, convencida desde ya de su doble desilusión.

        Fue un encuentro fantasmal. Sin palabras. De abundosa entrega personal. Al mismo tiempo ensimismada y vehemente. Pródigo de ofrendas. Sin pensar ni medir nada. Piafante. De carne desabrochada y deseo en libertad. Jugoso. Ensimismándose en las vehemencias fundamentales de la vida.
        Oficiantes apurados, no se sujetaron al ritual de recatos, cumplidos y caricias que se estilan en el introito de las misas de amor. Manos y mentes agitadas por el viento lúbrico, en vez de desatar, desgarraron; en vez de rogar, aprehendieron. Así, entre urgencias y apremios, salmodiaron la liturgia erótica en el altar de la naturaleza. Fue una misa mayor cantada en el lugar de siempre, bajo un badalquín de cedros azules. Sobre la manta de vicuña siempre, mantel de senos palpitantes y muslos tensos. Dentro de la calma eclógica de siempre, constelada de ayes, suspiros y luciérnagas.
        Lejanos relámpagos, casi en la línea del horizonte anticiparon las luces del alba. Bajo el techo de la noche aún hubo tiempo  para nuevos jubilosos desbordes. Verenna y Quinto fueron leales y fieles al ansia hasta quedar los nervios laxos. Sabiuría y recidumbre rimaron por última vez la estrofa concupiscente.

LA POTRA                
“Estancia Los Capitanejos”

Juan Filloy (1967)           (más…)

Published in: on 3 septiembre 2007 at 23:02  Comments (16)  

Crónicas de Elhoss – 4

Fue durante la fiesta por el primer aniversario de la liberación de Ciudad Blanca que K-Rlos Sa-Ul, hijo, se convirtió en quien hoy es: el Abuelo. Mientras se movía de acá para allá levantando apuestas ilegales en los partidos de pato, el deporte más difundido en Elhoss, un anciano, rodeado de una docena de guardias, se le acercó para hacer una apuesta. ¡Cuál sería la sorpresa del enano al escuchar lo que apostaba el recién llegado: Una moneda de oro a cambio del control total de la guilda de ladrones y todos los negocios que tuviera K-Rlos Sa-Ul, hijo, en Haphassar!
(más…)

Published in: on 2 septiembre 2007 at 21:26  Comments (2)  

Crónicas de Elhoss – 3

Ya con Haphassar bajo su control, K-Rlos Sa-Ul, hijo, volvió a reunirse con sus viejos compañeros (salvo Kaneda que misteriosamente desapareció sin dejar rastro), con quienes protagonizó épicas batallas contra las ordas enemigas que avanzaban desde del norte. En la batalla final, en unas interminables cavernas subterráneas, donde las razas de los orcos y los goblins fueron borradas para siempre del mapa, fue que el enano se unió a la criatura con la que compartiría su cuerpo y su mente hasta la actualidad: una criatura simbiótica que buscaba un anfitrión del que alimentarse. Gracias a la increíble fuerza de voluntad de K-Rlos Sa-Ul, hijo (y a una futura intervención del dios Fisso), el simbionte no pudo doblegar a su anfitrión y terminaron ambos formando un solo ser. Para su beneficio, el simbionte le otorgó uan fuerza sobre-enana y un montón más de habilidades que hicieron que la leyenda de K-Rlos Sa-Ul, hijo, siguiera en aumento.
(más…)

Published in: on 1 septiembre 2007 at 19:32  Comments (1)