Volvieron

        Los hermanos acudieron de inmediato a la llamada del padre. Ella se adelantó a su hermano mayor y haciéndole una reverencia a su anciano padre tomó la palabra.
        -¿Nos llamaste, padre?
        -Así, es hijos. Quería felicitarlos por el trabajo que están haciendo, vos en los Estados Unidos y vos, hijo, en medio oriente.
        -Pero, padre, qué decís. Llevamos los últimos cien años trabajando allí, los convertí en la mayor nación guerrera, y nunca nos mostraron el menor grado de lealtad. ¡Ni siquiera el revés que les causó él cuando se puso del lado de los vietnamitas hizo mella en sus creencias!
        -Eso es cierto, padre- acotó el hermano. -Incluso ahora que les estoy poniendo las cosas difíciles en Irak no nos tienen en cuenta.
        -Lo sé, hijos, pero tranquilícense. Todo lleva tiempo y el que nos acepten de nuevo aún más. Yo mismo les demostré mi poder moviendo los cielos y causando tormentas y huracanes al norte que cobran miles de vidas y grandes sequías al sur para que el fuego que alguna vez nos robaron robe ahora sus tierras y bosques.
        -No te olvides de mí, hermanito- lo interrumpió otro anciano, de rostro huraño, que salió de las sombras del fondo del salón. -Recuerda que yo comencé estos castigos a los infieles con el tsunami que arrasó con las islas del sur de Asia.
        -También eso lo sé, hermano. Tu poder es tan grande como el mio, pero debes medirte más. Los últimos terremotos que causaste en el Perú no eran necesarios.
        -Ya lo sé, pero es que me encanta jugar con los hombres- dijo por último, mientras se sumergía de nuevo en la oscuridad de la que había salido.
        -Nunca dejó de asustarme el tío- dijo el hermano varón.
        -¿El señor de la guerra tiene miedo a algo?- respondió irónicamente su hermana.
        -Lo decís porque vos naciste adulta y amargada. Nunca entenderás los temores infantiles.
        -Lo cierto es -los interrumpió su padre, temiendo una nueva pelea entre ellos- que de a poco vamos volviendo y entrando en las mentes y corazones de los hombres. Ya mi bella nuera logró devolver la pasión y el deseo a la humanidad, que ahora disfruta del amor y el sexo como antaño.
       -Esa puta de mierda- gruñó la hermana.
       -Hummm -se deleitó el hermano.
       -Y mi pobre hijo deforme -continuó el anciano- les ha devuelto las ganas de crear e inventar. Ni hablar de los logros de sus primas en las artes y de tu madre, hijo, con las mujeres, que ahora son iguales a los hombres. Comprendan, hijos, estuvimos fuera mucho tiempo, y la religión del dios único ganó mucho terreno, pero ya llegará el día que los hombres vuelvan a adorarnos. Lo importante es que estamos de vuelta, y vamos ganando esta guerra.

Anuncios
Published in: on 22 octubre 2007 at 21:24  Comments (10)  

The URI to TrackBack this entry is: https://lacasadelpoio.wordpress.com/2007/10/22/volvieron/trackback/

RSS feed for comments on this post.

10 comentariosDeja un comentario

  1. Bien, me gusto mucho… ahora estoy pensando en quienes son estos dioses, pero creo que ya lo se, solo que quiero reconocerlos a todos.

    Te dejo saludos y te prometo que a partir del proximo cuento -el que estoy escribiendo ahora no, ya esta sobre el final y no puedo cambiarlo- voy a empezar a implementar la narración en 3º persona.

    Adios.

  2. A veces lo pienso.
    Somos las marionetas de “alguien” que mueve nuestros hilos a su antojo…
    :)

  3. De todas maneras, si hay algo que los dioses no perdonan es el hecho de no te merles y adorarlos como ellos estiman conveniente … por lo tanto, y con esta humanidad indiferente …. se volverán muuuucho más arbitrarios que antes.
    “besos de Luna”

  4. Topa: una ayuda… son todos griegos ;-)

    Botón: ese “alguien” no tiene que ser escencialmente un dios… nunca estuvieste enamorada de un imposible???

    Luna: pero que divertido sería, no???

    sevemos

  5. Oh, sí, los dioses griegos. . .

    Ya lo suponía. Me gusta, a mí que soy tan pagana.

  6. Ya lo sospechaba, quedate tranquilo que fuerón los primeros en los que pense. Y los unicos.

  7. ¿Volvieron? … Nunca se fueron. Permanecieron escondidos, en el rincón que les dejó el Único, asomando la patita de vez en cuando, y la dentadura feroz casi todas las noches en mitad de los sueños. Al fin y al cabo estamos hechos a sus “imágenes y semejanzas”.

    Poio, llevo un poquito de retraso en relación a los blogs: el tuyo, el mío y el de todos. Pero en seguida me pongo al día. Verás, es que he estado ocupada siendo feliz y cómo me pasa tan pocas veces, después de ser feliz me he quedado contemplándolo con asombro ¡ooooh!

    Besos ;-)

  8. Mena: yo no soy religioso ni nada pero por las dudas creo en todos los dioses… no sea que alguno se enoje conmigo :S

    Sonámbula: también soy de los creen que ellos estan hechos a NUESTRA imagen y semejanza… pero por las dudas nunca lo digo en voz alta :P

    y si estuviste ocupada es eso, entonces seguí siendo feliz. es más… SEAN FELICES!!!!

    sevemos

  9. Poio, pienso completamente igual que vos… en cuanto a deidades. Incluso Lovecraftnianas.

  10. griegos o romanos?

    me encanta todo lo que tenga que ver con Dioses.

    Un besote


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: