Diario de una chica humillada – Descenlace

11 de Octubre. Más tarde
De nuevo acá, diario. Tuve que salir a tomar aire y juntar fuerzas para contarte lo que sigue. Acá va.
        Mientras volvíamos a su casa, él unos pasos delante mio, yo, ebria y exitada, le gritaba cosas, que él ignoraba como todo lo referente a mí. “Puto de mierda.” “Voy con vos porque ahora me da vergüenza subirme al colectivo.” “Ni pienses que me vuelve loca la idea de estar con vos.” “Puto de mierda.” “Puto, puto, puto.”
        Sin decir una palabra, subió hasta su departamento, abrió la puerta y esperó a que yo entrara. Apenas puse un pie adentro cerró la puerta tras de sí y se abalanzó sobre mí. Me arrojó sobre el colchón y se tiró encima mio. Sus manos me arrancaban la ropa y las mias buscaban su piel. Estaba exitada, mojada, caliente y muy, muy nerviosa. No podía parar de hablar. Le confesé que era virgen (cómo si eso fuera de importancia para él) y me contestó: “Claro, boluda, y yo soy Brad Pitt.” Le dije que sin preservativos no iba a pasar nada; que por qué la fijación de los hombres por las tetas; que si te gusta arriba,  que si te gusta abajo; que si lo hago bien; que si estás exitado; todo entre putos de mierda, ayes, si-sis, dales y suspiros.
        No sé cuantas veces lo hicimos ni cuantos orgasmos tuve ni cuantas posiciones adoptamos. Cuando él acabó por última vez se hizo a un lado y se tomó media botella de la cerveza que yo dejé de un sólo trago. Le pedí la botella y tomé lo que quedaba; estaba tibia y sin gas, pero necesitaba recuperar algo del líquido que había sudado.
        Se tumbó boca arriba y yo me senté encima de él. Abrió la cerveza que quedaba y me hizo beber. Derramó algo sobre mis tetas y lo bebió él pasándole la lengua. Debajo mio empecé a sentir como su pene cobraba vida de nuevo y ayudé a esa recuperación contorneándo mi sexo contra el de él. Cuando lo sentí recuperado del todo me agaché para besarlo. Él tomo su pene con la mano y empezó a frotármelo contra la vagina primero, contra el ano después. No me importó, a esa altura estaba dispuesta a todo y a entregarme completamente a él. Entonces tuve que abrir de nuevo mi bocaza y arruinar del todo una noche que pudo ser perfecta.
        “Voy a hacer que te vuelvas loco por mí”, le dije, y presioné mi cola para permitirle a su miembro que penetrara en ella. Pero no funcionó como yo esperaba. Él se separó bruscamente de mí y me dijo: “Pero quién te creés que sos, boluda. Me culié a un montón mejores de vos y pensás que porque me das la cola me voy a voy a volver loco por vos? No te das cuenta que para mí es sólo sexo, que en 2 o 3 días voy a traer a otra y después a otra más y que después de esta noche para mí fuiste? La cagaste, che.”
        No sabía que hacer. Si mandarlo a la mierda o rogarle perdón. Si aceptar la humillación o pegarle un cachetazo. No me dio tiempo a nada porque ahí nomás se dio la vuelta y abrazando la almohada me dijo: “No te jode que te de la espalda, no?” y se quedó dormido. Humillada como estaba no podía dejar de sentirme culpable, y sólo atiné a vestirme y a esperar acostada a su lado. Apenas noté que entraba luz por la ventana me fui, pero él ni siquiera notó que yo me marchaba.
        No he vuelto a verlo desde entonces, diario, y aunque aún lo deseo con el alma, no voy a permitir que me humille de nuevo.

8 de Noviembre
Me mandó un mail. El hijo de puta quiere que le mande las fotos que le saqué aquella noche y las que él sacó. Le respondí que iba a ver como hacía para escanearlas y mandárselas.
        Ni siquiera me preguntó como estaba.

17 de Noviembre
Soy una boluda incurable. Sin saber porque lo agregué a mis contactos del Messenger y hoy cuando lo vi conectarse el corazón me dio un vuelco. Y como boluda que soy lo primero que hice fue saludarlo. Me volvió a preguntar por las fotos y le dije que aún no las había podido escanear. Me preguntó si le podía prestar los negativos para que él se hiciera unas copias y le dije que claro. Me pidió la dirección de casa y se la di. Me dijo que unos días pasaba a buscarlos y no volvió a hablarme.

20 de  Noviembre
Puede alguien ser más boluda que yo? Llevo 3 días esperándolo, deseando verlo de nuevo. No te das cuenta que seguía jugando con vos? Cortala ya de una vez, te estás volviendo loca. No; él te está volviendo loca. Él te volvió loca desde el principio. Estás loca loca loca. Estoy loca. Loca por él. Hijo de mil putas.

21 de Diciembre
Hoy tampoco vino. Tampoco se conectó.

(Continúan anotaciones diarias de este tipo hasta el 3 de diciembre.)

5 de Diciembre
Querido diario, anoche finalmente vino. Sin avisarme ni nada, así como es él. Cuando abrí la puerta y lo vi casi me desmayo de la emoción. Me saludó con un beso en la mejilla que me hizo vibrar toda y entró a mi casa como si fuera la suya. No venía solo; detrás de él entró una chica a la que me presentó como una amiga. La reconocí enseguida: era la misma puta que invitó a su casa cuando yo le dije que me iba a la mia.
        Los hice pasar al living y se sentaron los dos en el sillón grande, uno al lado del otro. Yo me senté frente a ellos y traté de ser amable. Supongo que mis ojos reflejaban otra cosa diferente a lo que decían mis palabras. Les ofrecí algo para tomar y él me pidió cerveza. Fui a la cocina y saqué de la heladera una de las 6 botellas que tengo guardadas desde el día que me dijo que iba a venir. Media hora y dos cervezas después me pidió lo que había venido a buscar: los negativos de las fotos. Fui al cuarto a buscarlos. Cuando regresé no podía creer lo que veía. El hijo de puta estaba acostado en el sillón, con los pantalones bajos, mientras la puta que lo acompañaba le agarraba la pija con las manos y la introducía en su boca. Pensé en mandarlos a la mierda, echarlos a las patadas, pero me asaltó el recuerdo de esa misma pija entre mis manos y la deseé más que nunca.
        Él me pidió que me acercara y me atrajo como un imán al metal. Me agaché para poder besarlo, sin dejar de ver a la puta como se la mamaba y deseando ocupar su lugar.  “La querés para vos?”, me preguntó. Yo le dije que sí. “Vas a tener que hacer todo lo que te pida, sin decir ni una palabra.” Asentí con la cabeza.
        Me obligó a tener sexo con ella mientras él nos miraba. No puede describir el asco que me causaban sus caricias y besos, y menos aún la repulsión de haber tenido que chuparle la concha hasta que acabara. Pero era el precio que tenía que pagar por volver a estar con él y lo pagué sin rechistar. Por eso hice lo que hice, querido diario, cuando él riéndose me dijo que era la misma boluda de siempre y se levantó para irse.
        Cansada de tanta humillación, agarré el envase de cerveza de arriba de la mesa y se lo rompí a él en la cabeza. Cuando recobró la conciencia la puta ya estaba muerta, con el cuello de la botella clavado en el suyo. A él lo tenía atado a una silla, desnudo y amordazado. Comencé a acariciarle la pija, pasarle la lengua, morderle suavemente los huevos esperando que tome dureza. Él chillaba y gritaba, se movía bruscamente buscando liberarse, pero la pija seguía muerta. “Así no me servís”, le dije, y con un trozo de vidrio roto del envase de cerveza se la corté. Murió desangrado unas horas más tarde. Una lástima, querido diario, porque a pesar que puse su miembro en el frizer, tomó dureza pero no tamaño, y me causa más placer introducirme los dedos aún tibios de él que ese pedazo muerto de carne congelada.

Anuncios
Published in: on 29 noviembre 2007 at 20:02  Comments (22)  

The URI to TrackBack this entry is: https://lacasadelpoio.wordpress.com/2007/11/29/diario-de-una-chica-humillada-descenlace/trackback/

RSS feed for comments on this post.

22 comentariosDeja un comentario

  1. Expectacular Poio, porque no se me ocurren esas cosas (envidio tu imaginación).

  2. wow!!!! LA VERDAD ES QUE COINCIDO CON TOPA, porque no se me ocurren estas cosas?

    Un besote y buen finde

  3. me encantó el relato !! espectacular desenlace…

    con tu permiso te añado a mi blog.

    un saludo

  4. GUAUUUU!!!! Quedé muda …. sin comentarios por ahora

  5. Muuuy bueno. Buenísimo, no imaginé que terminaría así.

  6. :)

    no pude evitar sonreir con ese final

  7. Topa: ya te dije que no es imaginación. Son la voces en mi cabeza y te aseguro que no querés escucharlas.

    Lumínicus: tal vez no se te ocurren porque no debés estar tan desiquilibrada como yo :P

    Nara: gracias y cuando me dejes la dirección de tu blog te sumo al mio.

    Luna: bue, espero que tengas algo que decir entonces.

    Mena: yo tampoco.

    Pajarito: y que fue lo que te hizo sonreír???

    sevemos

  8. te dejo la dirección de mi blog,cuando quieras pasar estás en tu casa.

    un saludo

    /nara-estabocaesmia.blogspot.com/

  9. Vaya con la boluda ;)

    Impresionante finlal.

    Un beso dulce

  10. Nara: dale, ya me llego a echar un vistazo.

    Dulce Locura: se le saltó la chaveta, viste :P

    sevemos

  11. Me lo he leido en un plin, amigo Poio.

    Sigues sorprendiéndonos con cada relato :-)

  12. Asì que sòlo le prestaste el Sevemos al chico ese ¿no?

  13. Sor Tea: gracias por los cumplidos, y por el plin :P

    Mena: el sevemos es mio y sólo mio.

    sevemos

  14. Pero, no era que el “sevemos” era cordobes?

  15. Rayos. . .te mataste en sentido literario.

    Como que m,e preocupas. . .

  16. ¡Eres increíble escribiendo!
    Y genial
    :)
    Un beso!

  17. A mi tampoco me gustan de frizer, las prefiero a temperatura ambiente. Por eso ya no las corto, excepto para algún ejemplar aun no catalogado en mi colección… ¿Eh? Ooops, esto no debería haberlo contado ;-)

  18. Topa: el “se vemos” es codobés.

    Mena: no es la primera vez de hecho. pero fue una muerte redimidora (si es que esta palabra existe).

    Botón: gracias :$

    Sonámbula: no, la verdad que no :P

    sevemos

  19. Guau!!
    Impresionante Poio! realmente impresionante!

    Felices Fiestas!

  20. gracias, Carabiru, y felices fiestas a vos también.

  21. eee!!pero si ella era la puta q se dejaba

  22. que imaginación… pero que me dio una gran idea…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: