Los esclavizadores de hoy (2da Parte)

El chat, internet, los celulares: la tecnología esclavizadora

Me acuerdo que hace unos años me dio por chatear. Lo hice una vez y se volvió una adicción. Me volví esclavo del chat. Pero tiempo después (meses, tal vez un año) lo dejé y no volví a chatear nunca más. Lo que buscaba en el chat lo encontré, pero no tuve la necesidad de seguir buscando otras cosas; con lo que encontré me bastaba. Y me quedaron buenos recuerdos de esas épocas, lindas amistades, pero ya no me llama hacerlo otra vez. Pero pienso en esos que no lo largaron más. Que se quedaron atrapados en esos encuentros casuales y pasajeros (si no pajeros), jugando muchas veces a ser lo que no se es, buscando quien sabe qué en la persona del otro lado de la pantalla, persona que la mayoría de las veces (si no todas) no pasa de ser sólo letritas en una ventanita del monitor. Y me pregunto, ¿habrá estado Daniel Agostini chateando cuando escribió “La ventanita”? Desde que me dejaste… la ventanita del amor se me cerró…

Pero que pasa con internet en general. El chat no es más que una posibilidad, tal vez la menos útil, de todo lo que se puede hacer en internet. Y sin embargo, la gran mayoría le damos el peor de los usos. Si yo mismo voy a internet más que para ponerme en contacto con mis familiares o amigos lejanos, a ver como le fue a mi equipo de fútbol virtual: armar el equipo para el próximo partido, buscar amistosos, comprar y vender jugadores, seguir el entrenamiento de mis propios jugadores y montón de cosas más, digámoslo, inútiles. Y como yo hay miles, tal vez millones. Gente que se mete tan a fondo en juegos on-line que se olvidan de cosas tan elementales como dormir, por dar un ejemplo. Y sin embargo, lo que se supone que uno hace por diversión, termina haciéndolo por obligación, para que no lo expulsen de la guilda por caso. Muchos duermen con un ojo abierto porque a las 4 de la mañana hay reunión de guilda, o tienen que mover las navecitas que vuelven de una misión así no las pierden. O se la pasan puteando al hijo de puta que les mató a traición su orquito aprovechando que se colgó su máquina, o al negro de mierda ese que armo un complot intergaláctico para borrarlo del mapa. Y ahí pasan de la diversión a la bronca.

Y qué es lo que logran con todo esto. Perderse el mundo. Se olvidan que afuera hay un mundo, que gira, avanza, que sale el sol todos los días y se pierden de tomar un mate el el parque, de salir en las noches a tomarse unas birras en un bar cualquiera, o mover las caderas en el boliche de onda… con gente de carne y hueso. Muchos no saben lo que es ese contacto real con las personas.

Pero no es sólo el tiempo que se pasa uno frente a la computadora. Si yo mismo no voy más de 2 o 3 veces a la semana a un ciber y no estoy nunca más de una hora, salvo contadas excepciones. Pero durante la semana me paso horas, muchas más de las que le dedico a internet, a pensar los siguientes movimientos que voy a hacer con mi equipo. Y así con todo. Cuando no estás frente a la compu las conversaciones con tus amigas giran alrededor del chico (o los chicos) que conociste anoche… en el chat; o discutís con tu vecino porque es mejor tu estrategia y no la de Fulano… para defender tus “colonias planetarias”; o te pasás toda la cena informándole a tu hermanito toda la actualidad de la guerra… que está llevando tu guilda contra la de Mengano.

Pero si de tecnología esclavizadora hablamos, los celulares o teléfonos móviles se llevan el primer premio. Hoy en día, una de cada tres personas sólo te habla de “eseemeses”, ringtones, modelos con cámara, sin cámara, con mp3´s o radio, con filmadora y que se yo que otras pelotudeces trae un celular. Porque en este caso sí soy Pilatos. Jamás tuve un celular y por lo que veo tengo pocas ganas de tener uno. El celular más que un instrumento para hablar, es un instrumento del que hablar. Los que usan celulares tienen un problema “preposicional”: hablan “de” y “sobre” celulares, y no “con” o “por” celulares. Y si con esto no te convenzo de lo esclavizadores que son los celulares, hablemos entonces de la finalidad de los mismos. Para qué se inventaron estos aparatitos; para facilitar la comunicación entre las personas. ¿Leíste bien? “Comunicación” puse. ¿Pero de qué comunicación me hablan? Cuando escuché a alguien decirle a otro “esemeseame”, pensé que lo había escuchado todo en esta vida. Y a qué se refería con semejante insulto al lenguaje, a recibir un “mensaje de texto” que diga, por ejemplo, “ns jtms a ls 8 n mi ksa.” Intenté escribir este “mensaje” fonéticamente pero me resultó imposible. ¿A eso le llaman comunicación? Pero no es sólo la comunicación sin vocales a la que me refiero. La verdad es que ya me harté de intentar entablar una conversación fluida con alguien que carga un celular. Si no interrumpe el diálogo porque alguien lo llama cada 4 ó 5 minutos, se vuelve una sucesión de preguntas con respuestas monosílabas, o, los más considerados (o los menos, según como lo mires), te dicen “dame un segundo” o “aguantá que le respondo” o frases por el estilo.

Por último quiero dejar asentado mi absoluto odio y desprecio por los imbéciles que van por la vereda caminando y respondiendo un mensaje a la vez. Uno no puede hacer tres cuadras seguidas sin tener que esquivar a uno de estos pelotudos porque la señorita o el jovencito están tan absortos en apretar los botoncitos de su celular que no se fijan por donde van. ¿Por qué mierda no se paran 2 minutos a un costado de la vereda, responden y siguen caminando?

La imagen, la madre de todos los esclavizadores

¿Por qué empezaste a fumar? No te acordás seguro, pero sí porque lo hacés ahora. Te gusta el sabor del humo en tu garganta, como calma esa ansiedad que tenés, como dejás de pensar al menos por unos segundos en esos problemas que te agobian y te estresan. Pero cuando ves a pibes de 12, 13 años, tal vez menos, fumando (no tenías esa edad cuando empezaste, un poco más quizás, pero no tantos), ¿en que pensás? No dudo que haya pibes con problemas, que los hay y muchos, pero la mayoría de los chicos de hoy fuman por una razón: los hace ver mayores. Y ahí está la razón de todo: hoy no importa quien sos, si no lo que los demás ven en vos. Si hasta uno toma por imagen: la imagen de esa gorda que no tocás ni con un palo pero después de la tercera botella le das pa´ que tenga toda la noche.

Hoy en día no existe un sentido de identidad en las personas. Todos quieren ser como, parecerse a, todos andan por la misma autopista: grande, cómoda, donde todos son iguales; pero pocos se atreven a transitar ese caminito al costado del mundo, estrecho, sinuoso y complicado, no sea cosa que te señalen con el dedo por no parecerte a ellos.

¿Nunca te preguntaste que necesidad tiene un chico de 15 ó 16 años de llevar un celular a la escuela? Incluso vos mismo, ¿tanta necesidad de estar comunicado tenés que no salís sin tu celular? Y que bronca te da cuando te quedás sin carga y no podés responder el mensajito de tu amiga que te dice que está aburrida. ¿Pobre, no? ¿Y todo por qué? Porque se ve bien que tengas un celular. Hoy existís si tenés un celular. Hoy sos alguien si tenés celular. O al menos eso es lo que veo en los ojos de las personas cuando les digo que no tengo uno. No es sólo asombro y curiosidad por encontrase con un “bicho raro”, si no también lástima. Bueno, síganme teniendo lástima, que le voy a hacer.

Sprite tiene razón, la imagen no es nada, es todo. Y esa imagen que querés mostrar a los demás dio a luz un verdadero monstruo entre los esclavizadores: la moda.

Porque no es sólo que vistas igual que el resto y que uses los mismos adornos que los otros, sino que además estés a la moda. Que uses los colores de moda, el corte de moda, las zapatillas de moda, el tipo de ropa y adornos que están de moda. Y así, ahora, en vez de sacar cada seis meses del armario la ropa de verano o de invierno, tirás la que tenés y comprás todo el vestuario nuevo, porque tenés todo verde y este año va el rojo. Pero, encima, todo esto no te alcanza. Porque no tiene que ser una remera cualquiera o unas zapatillas cualquiera, tienen que ser “esa” remera y “esas” zapatillas. La que te dice que sólo lo hagas o las únicas hechas para no hacer nada. Otras no sirven. Y ni hablar de comprarlas en “la cuadra de las felices compras”. No, si no la comprastes en el shopping no las usas.

Todo culpa de la imagen. Y como la imagen no perdona a nadie, cometió incesto con la moda y parió el dinero. Porque para verse bien y estar a la moda necesitas guita. Mucha guita. Porque no es lo mismo un celular de 100 mangos que uno de 1.000. Porque no es lo mismo un Renault 12 que un Peugeot 206. Porque no es lo mismo una mesa de caños que un juego de comedor de algarrobo. Porque no es lo mismo un metro de encaje negro a que un negro te… bue, se entendió, ¿no? Y entonces ahora le sumaste una nueva preocupación más a tu vida. La guita no sólo tiene que alcanzarte para el alquiler, la comida y el colegio de los chicos, sino que además la pases bien. Porque ahora si no tenés un plasma de 42″ y un home theater vas a ver mal las películas. Y cómo vas a mandar a los chicos a la escuela en bondi; no, señor, remisse, nuca taxi. Y ni hablar lo superior que te hace sentir las pilchas nuevas que compraste y que cuestan más de lo que gana en promedio un maestro en Argentina. Incluso comiste arroz y puchero toda la semana, pero el domingo le echaste 10 pesitos al 0 Km, ese que ya no sabés que más empeñar para pagar la cuota, y darte una vuelta por el pueblo a 2 Km por hora, sacando el brazo por la ventanilla. Si hay miseria, que se note. Y si hay sangre, que duela.

Actualizado 28/04/2008

Ahora tengo celular, aunque casi ni lo uso. Una tarjeta de 20 pesos me dura en promedio 40 días. Y si recibo un mensaje en la calle, espero a llegar a casa para responderlo, a menos que sea urgente, caso en el cual me paro a un costado para responderlo. No sé si por querer llevar a la práctica mis poiosofías o porque tardo 5 minutos en responder: ahí voy :S

Published in: on 28 abril 2008 at 13:52  Comments (29)  

The URI to TrackBack this entry is: https://lacasadelpoio.wordpress.com/2008/04/28/20/trackback/

RSS feed for comments on this post.

29 comentariosDeja un comentario

  1. Subí este viejo post como para darle continuidad a la primera parte que subí hace un mes atrás y porque la verdad no tengo nada nuevo para subir. Es cierto y lo siento y les pido perdón a todos: No estoy escribiendo nada y no por falta de ideas o de imaginación o de tiempo. No estoy escribiendo nada por falta de ganas; no tengo ganas de escribir.

    Así que mientras me dure este enojo con mis cuentos iré subiendo giladas como ésta y antiguos post de esos que nadie leyó. Espero que me tengan paciencia.

    sevemos

  2. mmmm bueno, solo porque sos vos y me pedis paciencia es que voy a intentar tenerla.

    Un besote y acá sentada te espero.

  3. A mi me encanta mi celular (tengo un precioso iPhone), me encanta vestirme bien, me encanta cuidarme (voy un par de veces por semana al gimnasio)y sinceramente no pienso en lo mas minimo en lo que los demas tienen o hacen. Yo tengo / hago lo que a mi me da felicidad y eso es lo que me importa. Hedonismo ortodoxo. Como se sienten los demas, o que sienten los demas ya es asunto de los demas. Estan los que viven como quieren y estan los que viven como pueden. Yo trato de vivir como quiero.

  4. He quedado impresionada :-) con ese “esemeseame”.

    y… lo reconozco, con alguna de esas esclavitudes me identifico…

    Un abrazo!

  5. Estoy de acuerdo con el bicho.

  6. Lumínicus: aguantá un cacho que ya me llego con los mates a hacerte compañía ;-)

    Botón: a mi me impresionó también, como también soy esclavo de varios de los que nombré.

    Chobi y Negro: yo no digo que esté mal o que sean más o menos felices con su estilo de vida, esto viene del post anterior donde pregunto que si vale la pena sumarle tantas preocupaciones a la vida. Yo también vivo como quiero, pudiendo vivir mejor, pero elijo mi vida sencilla y sin complicaciones.

    sevemos

  7. Pero para mi un celular o vestirse bien o comprarme lo que me gusta no es una preocupacion. Yo lo que hago lo hago por que quiero y me gusta, puro gozo. Ahora, si para otros es una preocupacion, es problema de esos otros, no mio.

  8. Ja, yo estoy como tú. Podemos vivir sin la tecno logía, pero no podría,os sin internet.

  9. Sep. puede ser…
    Hace algunos años, el tercer testículo de un hombre era su auto. Al principio, la tenía más grande el del auto más grande, despues la tenía más grande el del auto más moderno.
    Ahora parece que que le pasaron la posta a los celulares y son ellos los que tienen la supremacía fálica
    Si no tenés uno con pantalla de 2″ y 265 K de colores no existís, che.
    ¿Quien no sueña con acariciar lúbricamente la tapita retráctil de su celu de 4 bandas, con cámarita de 2 mp?
    Seguro que antes de comprarlos se asesoran a ver si se les puede hacer el amor a las mujeres por el bluetooth
    Andaaaaaaaa

  10. ¿Quien no sueña con acariciar lúbricamente la tapita retráctil de su celu de 4 bandas, con cámarita de 2 mp?

    No conozco hombre que haga eso. A lo mejor las mujeres lo hacen en modo vibrador.
    Yo no me preocupo por la tapita, el mio no tiene xD

  11. Soy de las que no puede vivir sin el celular, si se me queda en la casa me devuelvo a buscarlo, no puedo vivir sin revisar el correo asi sea una vez en la mañana y otra en la tarde… La tecnologia existe para usarla… Para eso fue creada jejeje… No se puede vivir sin ella. Por lo menos yo no. Saludos!

  12. Chobi: según mi punto de vista, estás esclavizado por tu imagen. Pero si no fuera así no serías el rubio lindo que sos :P

    Mena: tal cual. No sólo estoy atrapado por el Hattrick sino que ahora también por el blog. Es que no puedo abandonarlos ahora que los conocí y son parte de mi humilde Casa :D

    Luna: aunque estoy de acuerdo con que ahora muestran los celulares en lugar de su auto (salvo los que si tienen auto), las mujeres no se quedan atrás en eso. Cómo dice el Chobi después, que otro uso puede tener el modo vibrador???

    Yerusha: si se puede vivir sin la tecnología. Aunque yo me sé un esclavo de internet, que feliz que soy cuando me voy al campo 3 o 4 días, donde ni televisión hay, y en ningún momento pienso en meils, blogs, mensajes ni nada de eso.

    sevemos

  13. Y antes de todo esto ¿cómo se vivía? Con lo mal que va el planeta tendremos que acostumbrarnos a vivir cada día peor (con menos agua, más frío, menos coche, menos animales salvajes para admirar, y qué sé yo cuántas cosas más), pero con internet y celular, llegará el día en que nos los instalen de nacimiento en un chip. Es bueno pasar días sin ver la tele, o sin utilizar la compu, o sin esemearse, liberarse de las esclavitudes que nos creamos, pero sin culpabilizarlas tampoco, humanos somos.
    Y Poio, un viejo amigo decía (¿o citaba?): hay dos maneras de escribir: una es escribiendo, otra es dejándolo de hacer.

  14. Estas equivocado, yo lo que hago / tengo / uso es por gusto, no por necesidad. Hay dias que no uso celular o me visto para el tujes por que no tengo ganas o de que nadie me joda y de vestirme bien. Ni la ropa ni el celular son imprescindibles para mi. Pero si voy a usar algo, que sea algo que me guste.
    Vos estas tomando tu forma de ver las cosas como una verdad absoluta cuando no lo es. Que para vos usar un celular o vestirse bien sea una preocupacion no significa que para los demas lo sea y mucho menos algo esclavizante. Es una simple cuestion de gustos.

  15. Nunca salgo sin el celular y siempre estoy pendiente de que tenga buena carga. El correo lo tengo abierto todo el día. He dejado de usar el messenger, sólo lo abro para hablar con mi novio cuando está de viaje y de vez en cuando para saludar a mis amigos, entre ellos a vos.

    Tengo otras cuatro esclavitudes: el cabello, las uñas, la ropa y los zapatos. Qué hago pues si soy una niña vanidosa.

    Besotes.

  16. Yo tengo las esclavitudes que decido tener, las que me gustan (en ese punto estoy de acuerdo, un poco, con Chobi)Pero aunque sean elegidas igual crean dependencia.
    Esa dependencia, muchas veces, se convierte en obsesión y es ahí donde apuntaba con mi comentario.
    No quiero aceptar (aunque lamentablemente es asi) que una persona valga más por lo que tiene que por lo que es, y la tecnología y el consumo apuntan exactamente a eso

  17. Tajalápiz: antes que nada, bienvenido a casa. En la heladera hay cerveza para servirte cuando quieras. Ahora sí, no entendí la frase/cita de tu amigo :S Qué es lo que quiso decir???

    Cata: y anoche lo cerraste sin despedirte, mala :(

    Chobi y Luna: precisamente eso es lo que yo definí como esclavizador: una esclavitud que se decide tener, que uno tiene por que quiere tenerla y no por necesidad o imposición de los demás.

    en la 3ra parte pueden leer si quieren la diferencia entre esclavista y esclavizador y ver más a que quiero referirme con esto. Está posteada bajo Poiosofías, eso por si no quieren esperar a que no tenga nada que subir y me haga de nuevo con antiguos post para salir del paso.

    sevemos

  18. Ese es un vicio que tengo. Pocas veces me despido en el messenger. Besote.

  19. Para mi estas mezclando cosas. Obvio que cada uno puede darle a las palabras o terminos el significado que quiera (aunque ya tengan su significado homologado, nada te impide hacerlo), como en tu caso “esclavizador”, pero la esclavitud dista de ser voluntaria y el esclavizador es el que somete a esclavitud. Los objetos no tienen mas poder sobre nosotros que el que nosotros les damos y de acuerdo a los gustos de cada uno le damos mas importancia a unos u otros. No hay verdades absolutas sobre los gustos y lo que uno ve como problema, otro lo puede ver como satisfaccion y viceversa.

  20. La palabra esclavizador no existe, la forma correcta es esclavista, por eso es que ésta última nunca la uso, y la razón por la cual se me antojó definir la otra.

    Ya seré conocido en el futuro como el inventor de una nueva palabra :D

  21. Lo que dice Chobi me hace acordar a una charla que tuve una vez con un tachero.
    Iba a la par de un auto nuevo e impecable y el tipo que manejaba hacía mil maniobras para esquivar todos los demás autos y cuidar el de él, hasta que por esas maniobras casi nos estrola.
    El tachero, hombre entrado en años, me empezó a contar que una buena filosofía de vida era no tener absolutamente nada que para nosotros tuviese más valor que nosotros mismos

  22. Es una buena filosofía la del tachero, pero supongo que hablaba de cosas materiales. Yo tengo amistades que valoro mucho más de lo que me valoro a mí.

  23. Oye, pues gracias por la cerveza, aquí vengo a tomarme una después de una jornada calurosa (la primera del año). Creo que lo que mi amigo quería decir es que el silencio de la escritura es también una forma de pensarla y de volver a ella en el momento propicio, pero sólo cuando regresamos nos damos cuenta de que lo que hacíamos formaba parte del proceso de escribir. así lo entiendo, en todo caso.
    Y voy a poner un vaso para ti en mi blog.

  24. Pero partis de un uso homologado, por eso dije que podes darle a palabras o terminos el significado que quieras. Y aunque “esclavizador” sea un termino tuyo, es obvio que proviene de esclavitud. Y la esclavitud trata de sometimiento y para mi, como ya dije, no me somete ni un celular, ni la ropa ni mucho menos la opinion de los demas. Eso es en lo que yo no concuerdo con tu idea. Nada ni nadie tiene sobre mi mas poder del que yo le otorgo (exceptuando el poder derivado de las leyes, se entiende).

  25. Tajalápiz: Se me colaron tus comentarios en el spam, pero ya los rescaté :D Me da esperanzas tu amigo entonces. De entrada pensé que me querías decir que por favor no escriba más :S

    Chobi: lo más inteligente que podés hacer es no darme bola y ya. Todavía no entiendo que después de tantos años todavía me tomes en serio :P

    sevemos

  26. Que bueno!
    Conclusión: el convencimiento de que un no-esclavizador no somete, ni esclaviza más que uno mismo

  27. Hombre! Si con un amo como la escritura es difícil volverse cimarrón. Así que sigue con ese vicio de escribir.

  28. hola

  29. ke pedo hee soy lizeth


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: